El escritor Hugo Claus se despidió de sus amistades antes de morir

  • Allegados al autor aseguran que lo encontraron lúcido a pesar del Alzheimer

El escritor belga Hugo Claus, que murió el pasado miércoles tras serle aplicada la eutanasia, se despidió antes de fallecer de sus amigos íntimos, quienes le encontraron lúcido a pesar del avance de la enfermedad de Alzheimer que padecía. Claus será enterrado el próximo día 29 sin servicio religioso, y ese mismo día se organizará una ceremonia en honor del escritor más premiado en lengua neerlandesa, en el teatro Bourla en Ambere.

Claus, cuyas obras más destacadas son La pena de Bélgica, El pez espada y El deseo, padecía la enfermedad de Alzheimer y determinó el momento de su muerte. La actriz holandesa Sylvia Kristel, que estuvo casada con Claus en los años 70, dijo a la televisión pública holandesa que habló con el escritor el día antes de su muerte y lo encontró "lucido, alegre y contento". "Hablamos de la película que había visto", según Kristel, quien añadió que no se mencionó su inminente fin.

También el escritor belga Jef Geeraerts estuvo con Claus el día anterior a su muerte y en la televisión pública flamenca VRT se alegró de que nunca perdiera su sentido de humor. "Durante nuestra despedida nos reímos mucho y contó muchos chistes", declaró.

Añadió que vivir con la enfermedad de Alzheimer le resultaba muy duro, que "ya se estremecía en cuanto se mencionaba la enfermedad" y que le dolía notar que le afectaba a su conocimiento de las palabras, según Geeraerts, quien insistió en que el martes estaba muy lúcido "con algunos momentos de confusión".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios