La cultura 2.0 reactiva nuevos retos de atracción para visitar los museos

  • Los profesionales Irene Aranega y Juan José Ruiz exponen casos prácticos dentro de un marco teórico sobre la inclusión de nuevas estrategias para el consumo cultural

Comentarios 4

Las redes sociales e internet en general están revolucionando el mundo, las formas de consumo, las estrategias publicitarias, e incluso la forma de comunicarse entre las personas. Esta nueva vertiente de cultura 2.0 está facilitando la labor de difusión de la oferta artística de los museos.

Bajó el título La gestión del patrimonio: aplicación de estrategias de difusión, Irene Aranega y Juan José Ruiz, técnicos de Cultura del Ayuntamiento de San Roque y de los Reales Alcázares de Sevilla, respectivamente, ofrecieron ayer su particular reflexión sobre el cambio en la biblioteca Cristóbal Delgado de Algeciras dentro del Ciclo de conferencias Aula Abierta que organiza la Fundación de Cultura, a través del Museo Municipal de Algeciras.

La conferencia introdujo unas reflexiones generales sobre el contexto del mundo actual y cómo afecta a los nuevos hábitos del consumo cultural. Internet y las redes sociales han cambiado totalmente la postura de receptor de información a participante. Se participa de las decisiones que se toman, especialmente en el tema de la difusión, qué quieren ver o cómo quieren participar.

Aranega reflexionó sobre cómo las instituciones culturales "nos hemos convertido en una alternativa de ocio más". Esta nueva concepción de la cultura beneficia a la vez que impulsa nuevos retos y estrategias "porque competir con un partido de fútbol o con una tarde de cine es bastante complicado, pero creemos que la cultura tiene muchísimos componentes para hacerla atractiva si la sabemos adecuar a lo que la gente nos pide. Durante años los museos han estado muy alejados de las preferencias de los ciudadanos".

A partir de ahí es donde se deben desplegar las herramientas para estudiar los hábitos culturales, diferenciar entre público objetivo -el que va al museo, le interesa lo que se realiza- y el potencial -que no acude al museo pero sí consume cultura-. "Ahí es donde debemos concentrar todas las estrategias de difusión para captar a ese público", explicó Aranega. Asimismo, también está el público al que no le interesa nada de lo que se haga, y tampoco se deben olvidar con la creación de estrategias a largo plazo.

Para estudiar a los públicos existen una serie de herramientas, como las entrevistas personales, las autoencuestas -cada vez más sofisticados-, la observación directa -analizar el recorrido que utilizan los visitantes y cuánto tiempo están frente a una obra-, el buzón de sugerencias y el laboratorio permanente de observación de público, que ofrece estadísticas a nivel estatal que sirven de apoyo y guía a todos los demás. "En un museo te diriges al público local y tienes que hacer un programa de difusión específico para ellos, porque sino una vez vistos no vuelves a ir nunca más".

La próxima cita será el 16 de marzo con la conferencia José Román: antiguo y nuevo Legado, a cargo de Andrés Bolufer Vicioso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios