La compañía Benavente despide hoy su ciclo de teatro en La Línea

  • Las obras se desarrollan en el Palacio de Congresos porque La Velada está sin electricidad

La compañía Benavente continuó ayer con el ciclo de teatro con el que está conmemorando sus primeros 55 años de existencia y que se está desarrollando en el Palacio de Congresos y no en el Teatro La Velada, tal y como estaba anunciado, porque este último recinto carece desde hace unos días de fluido eléctrico.

En realidad La Velada lleva sin corriente años porque Endesa se la cortó por los impagos del Ayuntamiento. Hasta ahora estaba funcionando con un generador, que parece que ha dejado de hacerlo. El caso es que en el teatro linense hay un cartel que anuncia el cambio de escenario, con el que muchos ciudadanos se están encontrando estos días cuando acuden a ver la obra de turno. Muchos de ellos están llegando tarde precisamente por este motivo.

Después de Los árboles mueren de pie, de Alejandro Casona, y ¡Que se deja usted el paraguas!, de Paco Martínez Soria; ayer le tocó el turno a Soy un sinvergüenza, de Muñoz Seca. Hoy Benavente representará Melocotón en almíbar, de Miguel Mihura.

La compañía Benavente tiene una vinculación muy especial con La Línea de la Concepción después de muchos años acudiendo a representar sus obras, que siempre tienen una extraordinaria acogida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios