"Los clientes prefieren el trato personal a un cajero"

  • Propietario de videoclubEduardo pide a 2008 seguir trabajando. Desde su videoclub rompe una lanza a favor del diálogo con los clientes en detrimento de los fríos cajeros.(Foto: J. M.Quiñones)

Desde hace dos años Eduardo pegó el salto de empleado de un videoclub a ser propietario del mismo junto a otro socio. En el centro de Algeciras la gente ha sucumbido a unas estanterías repletas del mejor cine.

El local no tiene cajero automático. Es más, tiene el horario de un periódico y abren todos los días salvo tres o cuatro al año. El espíritu que se respira entre las carátulas no es el propio de un negocio de alquiler. Los clientes llegan, comentan películas, saludan y recomiendan lo que más les ha gustado, además de pedir consejo a Eduardo o a Mario. "Mario es la persona que todo el mundo quisiera tener con él", comenta. El trato personal es el truco para que el negocio se mantenga. "Aquí no nos conformamos, si te relajas, ya se sabe", precisa. Cuando la gente hace cola para alquilar, a la mayoría ni le piden el número de socio, son muchos días y eso se nota. "El cliente debe llevarse una película, pero no la que a mí me guste sino la que él desea", puntualiza desde el mostrador.

Sobre el pirateo, asegura que los clientes prefieren la calidad de imagen y sonido. Le pide a 2008 seguir trabajando mientras promete a un cliente comprar Bienvenido Mr. Marshall.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios