El auténtico pulmón de la comarca

  • Algunos viven de espaldas al parque natural aunque deberían arrimarse, y sobre todo, preservarlol patrimonio natural Las 74.000 hectáreas de alcornoques que inundan el Campo de Gibraltar son un tesoro que debe ser protegido

La declaración de parque natural de Los Alcornocales data del año 1989 cuando la Junta de Andalucía lo reconoció como espacio protegido, dentro del Inventario de Espacios Protegidos de Andalucía. Los municipios con suerte que forman parte de este maravilloso y cercano espacio natural son Jimena de la Frontera, Los Barrios, Tarifa, Castellar de la Frontera y Algeciras.

Fuera del Campo de Gibraltar pero dentro de la provincia los términos municipales que abarcan el parque natural son Alcalá de los Gazules, Algar, Arcos, Benalup-Casas Viejas, El Bosque, Jerez, Medina Sidonia, Prado del Rey, San José del Valle y Ubrique.

Ya en la provincia de Málaga Cortes de la Frontera también tiene en su término parte de esta inmensa extensión de alcornoques. El bautizo del parque natural no podía ser otro. Si se trata del mayor territorio de alcornoques en la Península Ibérica no se entendería otra denominación. 74.000 hectáreas de alcornocales justifican un calificativo tan cercano para los campogibraltareños.

Ahora que el debate por el cambio climático está más vivo que nunca, algunos naturalistas se aventuran a afirmar que el parque natural también tiene los días contados. Sin ánimo de ser catastrofista y aunque no se puede poner fecha de caducidad a tan importante patrimonio natural, los lugareños deberíamos disfrutar más si cabe del entorno siempre que las visitas no supongan un perjuicio al medio ambiente. Perenne y de talla media, destaca su gruesa y esponjosa corteza, el corcho, construida por materia vegetal muerta. Cuando sus troncos se quedan desnudos, el parque se tiñe de un característico tono rojizo. Pero además del alcornoque, otras especies botánicas pueblan la extensa zona: los quejigos, acebuches, olmos, el brezo blanco, el laurel o el aliso.

Entre esta rica vegetación es común ver el corzo, el jabalí y el meloncillo. Junto a ellos, aves como el buitre leonado, el halcón, el águila y el búho real. Los enclaves más valiosos del entorno son la Sierra del Aljibe, la Sauceda, el Cerro de la Fantasía, la Sierra de las Cabras y Puerto de Galis.

Los Alcornocales estuvo de enhorabuena hace un año cuando el Comité Español de Reserva de la Biosfera remitió a la Unesco la propuesta andaluza y marroquí para su declaración. Una vez lograda tan notable meta queda una aún más vital, que lo disfruten las generaciones venideras.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios