El alto precio de los cereales preocupa a los ganaderos

  • Los criadores de bravo Eduardo Miura y Álvaro Núñez del Cuvillo afirman que la subida de los piensos provocará un descenso en el número de reses de lidia

Los ganaderos del campo bravo comienzan a preocuparse por la subida de los costes de los cereales y que ha provocado un incremento espectacular del precio de los piensos con los que se alimenta al toro bravo.

El presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia Eduardo Miura, y el propietario del hierro de Núñez del Cuvillo, Alvaro Núñez, coinciden en que en un futuro inmediato, en la mayoría de ganaderías descenderá el número de vacas y que, en consecuencia, se celebrarán menos espectáculos.

Eduardo Miura, presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), aseguró que el aumento del precio de los cereales es un problema más que se encuentra el ganadero."En enero de 2007 la tonelada métrica costaba 208 euros, ahora está en 317 euros, un 50 por ciento más. Espero que no suba mucho más".

En cuanto a las consecuencias, Miura indicó que esto es una piedra que cae en todo lo alto y cuyas consecuencias pueden ser el que se reduzca el número de becerros y de vacas. "Creo que en tres años tendremos menos oferta. Los ganaderos están reduciendo el número de ejemplares en un 10 por ciento, un 15 por ciento y hasta un 20 por ciento. Yo puedo informar a mis asociados, somos 358, lo que está sucediendo, pero estamos en un mercado libre y cada uno puede hacer lo que quiera. Pero la tendencia será el descenso en el número de reses. De hecho, en diez años pasamos de 10.000 a 20.000 becerros y ahora se ha invertido la tendencia. Si la tendencia se consolida, una de las consecuencias, es que podríamos vender más caras las corridas y se den menos espectáculos" apuntó.

Con respecto a la situación ganadera, el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia se muestra también preocupado por otros asuntos. "Como el que exista un Reglamento en cada zona. A este paso, en lugar del mayoral, vamos a tener que enviar a las plazas a un abogado. Es algo incomprensible. Un espectáculo como el fútbol, implantado en todo el mundo, tiene un solo reglamento. Y en los toros, que se dan en pocos países, hay una veintena de reglamentos".

Otro de los hierros afectados es el de Álvaro Núñez del Cuvillo, una de las ganaderías que mas corridas lidia a lo largo de la temporada y que también se ve afectada por la subida de precios. "Estoy preocupado porque es una situación que va para largo. La subida del cereal ha sido desorbitadas en dos años, además ha coincidido con un año agrícola muy malo debido a la sequía. Nuestra finca tiene una parte de mucha hierba y por lo menos nos salvamos un poco, porque sólo comen pienso los añojos y los toros. Pero todos se da la circunstancia este año que todos los toros están comiendo pienso desde agosto, y eso conlleva que tengamos que compra un camión de pienso al día" destacó Núñez.

Pero el propio ganadero afirma que en su caso muchas empresas asumen parte de ese gasto y las ayudas sí se nota. "El precio del ganado llevaba estable diez años, no obstante, la temporada pasada sí subió por primera vez. Pero nuestra ganadería se está beneficiando de los éxitos de la temporadas pasada. Además, la alimentación de muchas ganaderías está basada en piensos, en estos casos, habrá que recomponer esta peligrosa situación" señaló Núñez del Cuvillo .

Por el momento es el ganadero el que asume el coste de la crianza del toro bravo con la subida de los cereales. Y todo a pesar del precio de las corridas de toros que se mantiene estancado desde hace mucho tiempo. La mayoría de los ganaderos creen que una posible solución es hacer un frente común para posicionarse ante estas subidas.

Muchos de ellos coinciden que el precio de las corridas de este año subirá y por consiguiente los empresarios deberán ser conscientes de esa subida a la hora de comprar el toro. Con la subida del cereal el coste medio de una corrida se ha incrementado en unos 2.400 euros.

La temporada comenzará en las próximas semanas y de momento no hay solución. Al final será el espectador quien sufra alguna subida en el precio de las entradas, ya que el empresario deberá pagar las corridas un poco más caras. Hasta el momento la cosa tendrá que esperar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios