Yeyo Argüez divaga entre la belleza y un preciso instante en suspensión

  • El artista inaugura su exposición 'Levedad en construcción' en la galería Manuel Alés de La Línea. La instalación escultórica de la muestra está avalada por Frontera Sur

Es bueno darse un capricho artístico de vez en cuando. Así se percibe esta invitación directa del linense Yeyo Argüez. Levedad en construcción gira en torno al aire, siendo la exposición, inaugurada ayer, la primera pieza de una trilogía que completará con la tierra y el agua. La galería Manuel Alés de La Línea será la llave para disfrutar de esta original idea hasta el 3 de marzo. El siguiente escenario de la colección será previsiblemente la sala Rivadavia de la Diputación de Cádiz.

Durante más de dos años ha venido desligando esta idea en su mente. De forma intermitente, con grandes paradas, y su ejercicio laboral, ha desarrollado esta exposición. En concreto son 13 obras, aunque en la Manuel Alés sólo se pueden ver 12. En concreto son cinco óleos sobre papel; cuatro obras con técnica mixta y acrílico sobre tela; y tres instalaciones -escultura, pintura y pluma con papel-.

La escultórica representa un torso humano suspendido en el aire con finos hilos, esta pieza concreta cuenta con una subvención de Frontera Sur. En el caso de la propuesta cautivada entre plumas también permanecen en el éxtasis del aire conjugando una asociación de perspectivas, que sostienen una presumible escapada, como si el propio viento tirara de cada una de ellas.

En cuestión de colores no hay consenso. El artista vive en desacuerdo con su paleta y para ello da cabida a todos, en el caso de las obras sobre tela el matiz amarillo es este propio material.

En el proceso creativo, como suele ser habitual en Argüez, utiliza a modelos humanos como apoyo visual. El material fotográfico le permite diseñar la obra. Así, un buen día se llevó a un grupo de amigos a saltar en una cama elástica, se hicieron 400 fotográficas, de esas apenas 8 le sirvieron para crear posteriormente su Levedad en construcción.

Reconoce que en esta exposición huye de un concepto claro que gire en torno a la tragedia. Simplemente busca la belleza, ese instante, ese preciso instante de suspensión en el aire, un concepto abstracto pero interesante para salir de la exposición con una sonrisa pintada en el rostro.

La exposición de Argüez, que ya ha pasado por galería como la Neilson Gallery de Grazalema o la Concha Pedrosa de Sevilla, podrá visitarse en La Línea mañana y tarde en la Manuel Alés.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios