Vega corta tres orejas y sale a hombros en Torremolinos

  • El torero de la comarca cuaja una buena actuación, de gran nivel y llena de torería · El rejoneador Leornardo Hernández pasea dos trofeos y Finito es ovacionado

La tarde en la plaza de toros de Torremolinos tuvo un triunfador claro, ese fue el diestro Salvador Vega, que cuajó una sensacional actuación al cortar tres orejas y salir a hombros del coso malagueño.

Vega cuajó dos buenas faenas en una de las tardes más completas del diestro malagueño. Pero fue la del sexto la que tuvo una gran dimensión en todos los aspectos. La faena tuvo nivel, ante un toro que embestía a media altura y al que Vega le dejaba la muleta siempre puesta. Disfrutó el diestro e hizo disfrutar a los aficionados. Cuajó al de Sampedro por los dos pitones, destacando las series al natural y los remates de gran torería. La faena resultó redonda, llevando muy largo al toro en alguna de las series, donde destacaron muletazos de gran elegancia. Esta vez estuvo certero con la espada.

En el primero de su lote, Vega aprovechó las dos series que tenía el animal, que pronto se le paró. El toro tuvo genio y Vega anduvo muy firme, terminando el trasteo en los terrenos comprometidos. Paseó un trofeo y de haber acertado a la primera con la espada, estaríamos hablando de dos orejas.

Por su parte, Finito de Córdoba tuvo una actuación buena en el primero de su lote. Un toro al que le sacó buenos muletazos por ambos pitones. Toreó muy relajado Finito. La pena es que lo pinchó y la cosa quedó en una ovación. El quinto de la tarde no le dio opciones algunas al diestro de Córdoba. El de los hermanos Sampedro se le metía por el derecho y terminó abreviando.

Abrió plaza el joven rejoneador Leonardo Hernández que cortó dos orejas en su segundo toro. Demostró dejándose llegar al toro muy de cerca, realizando espectaculares y emocionantes quiebros, y poniendo las banderillas con mucho acierto.

Antes en su primer enemigo, Leonardo volvió a dejar un gratísimo sabor de boca cuajando los mejores momentos tanto con las banderillas como con las cortas, a pesar de que el toro terminó rajado. El mal uso del rejón de muerte le hizo que no paseara el trofeo.

Al final Vega fue el único que salió a hombros de una tarde triunfal y llena de torería del diestro malagueño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios