Urdiales y Bolívar pasean una oreja en la goyesca de Madrid

  • El rejoneador Javier San José no tiene su tarde y Miguel Abellán es silenciado en su lote

Diego Urdiales y Luís Bolívar cortaron ayer una oreja cada uno en la tradicional corrida goyesca del Dos de Mayo celebrada en Las Ventas, un espectáculo en el que el rejoneador Javier San José no tuvo suerte y tras fallar reiteradamente con el rejón de muerte y resultar volteado de forma aparatosa después del descabello, escuchó los tres avisos. Por su parte, Miguel Abellán, fue silenciado.

Urdiales sorteó en tercer lugar un toro de Carmen Segovia que tuvo nobleza, fijeza y recorrido sobre todo por el pitón izquierdo, lado por el que el diestro firmó tandas de naturales ligadas y de mano baja. También toreó bien por el derecho aunque por este pitón tuvo que hacerlo a media altura debido a que el toro no soportaba esa exigencia. Tras una buena estocada, paseó la primera oreja de la tarde. Después, con el quinto, sobrero del mismo hierro, se vio obligado a abreviar la faena debido a la condición peligrosa del animal.

Luis Bolívar anduvo muy dispuesto con un toro de muy pocas opciones por su descompuesta embestida y su falta de recorrido. La entrega del torero y la buena estocada con que pasaportó al astado, fueron determinantes para la consecución de la ovación. Paseó una oreja del toro que cerró el festejo con el que anduvo muy dispuesto y del que supo aprovechar la nobleza y extrajo cuatro tandas limpias y profundas.

Miguel Abellán, por su parte, lidió un primer toro que tuvo mal son por el pitón derecho y al que enjaretó un par de tandas reposadas por el pitón derecho en una faena que no terminó de redondear. Con su segundo, intentó justificarse pegándose el arrimón pero el toro resultó deslucido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios