La Trocha cumple diez años de labor altruista en defensa del patrimonio

  • La asociación nació el 19 de marzo de 1998 en Algeciras · El Ayuntamiento le ha cedido una sede que compartirá con el Ateneo · El Obispado da su autorización para que restauren los relojes de la provincia

Nació para un fin concreto en Algeciras pero su labor altruista en defensa del patrimonio histórico y cultural ya no tiene fronteras. La asociación La Trocha celebra este año el décimo aniversario de su fundación. Una efeméride que sus miembros piensan conmemorar con conferencias y actividades para que los ciudadanos conozcan su trayectoria y los proyectos en los que actualmente están inmersos.

La Trocha nació el 19 de marzo de 1998. José Luis Pavón, presidente fundador y honorífico, pretendía restaurar el reloj de la iglesia de la Palma, que data de 1771. Sin embargo, al tratarse de un bien de interés cultural no podía hacerlo como particular, por lo que decidió poner en marcha la asociación junto a un grupo de personas que quería implicarse en la conservación del patrimonio.

Una vez cumplido este fin, La Trocha -que cuenta actualmente con 250 socios- se puso nuevos retos. De su inquietud, y la colaboración del Varadero, vio la luz la noria meriní que está instalada en el parque María Cristina. El colectivo también se implicó activamente en la restauración de los Arcos de El Cobre y colaboró en el rescate del archivo municipal. Asimismo, participa periódicamente en la Comisión de Patrimonio del Ayuntamiento de Algeciras.

La Trocha ha hecho suyo el proyecto de Pavón de restaurar los relojes monumentales de la provincia. Ya están acabados los del templo de San Francisco y la Casa Consistorial de Tarifa. Ahora están gestionando hacer lo propio con los de Alcalá de los Gazules, Jimena y San Roque. Además, el colectivo ya ha recibido la autorización verbal del Obispado para iniciar el estudio de recuperación de todos los relojes de las iglesias provinciales. Un proyecto por el que Pavón ha sido seleccionado para la final de los premios Europa Nostra como único representante español en la edición de este año.

La asociación, que ahora preside Manuel Correro, está gestionando con la Delegación de Turismo la elaboración de unos trípticos sobre el reloj de la Palma, así como visitas guiadas para que los ciudadanos conozcan los entresijos de su maquinaria. La asociación también está participando en la coronación canónica de la patrona de Algeciras y en la elaboración -junto a la hermandad- de un libro con la historia del templo, del que se editarán 1.500 ejemplares.

El vicepresidente de La Trocha, José María Villa, explicó que hasta ahora la asociación ha sido "errante" al carecer de sede. Sin embargo, este año y gracias al apoyo del concejal de Patrimonio, Gabriel Orihuela, La Trocha dispondrá de una sede en el edificio Marzales compartida con el Ateneo.

Entre las curiosidades, cabe destacar que La Trocha está hermanada con la asociación Mellaria de Tarifa y que sirvió de ejemplo para que naciera otro colectivo de defensa del patrimonio -también llamado La Trocha- en Nueva York. "Se hizo a través del Instituto Cervantes. Una catedrática universitaria nos visitó a través de Agustín Payá, y luego nos pidió permiso para crear La Trocha en Estados Unidos", comentaron Villa y Pavón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios