Los Reyes Magos son jóvenes

  • Muchos chavales de la comarca se disfrazan de Sus Majestades de Oriente durante la Navidadl empleo Muchos jóvenes vencen al desempleo con los trabajos temporales que se ofertan en las navidades.

Los niños de la comarca saben ya de sobra que los Reyes Magos tienen demasiado trabajo el día 5 de enero. Los tres sólos no se bastan y aunque en los últimos años reciben la colaboración de Papá Noel en Nochebuena son demasiados los regalos que tienen que dejar en los siete municipios del Campo de Gibraltar. Además llegan exhaustos tras el largo viaje a lomos de las jorobas de sus camellos.

Suelen ser los jóvenes los que prestan ayuda en estas fechas a Sus Majestades de Oriente. Suplantan su personalidad y su físico durante las navidades y luego transmiten las peticiones de los más pequeños y los no tanto a Melchor, Gaspar y Baltasar.

Los jóvenes aceptan este tipo de trabajos para ganar un dinerillo extra para los regalos de Navidad, suelen ser estudiantes los que más hacen de Rey Mago.

Alejandro Martín tiene 21 años y es algecireño. Lleva desde que comenzaron las fiestas haciendo las veces de cartero real en Ciné Cité. Alejandro está desempleado por eso reconoce que le ha venido estupendamente este trabajo para pasar unas navidades un poco mejores. Su misión es recoger todas las cartas que cargadas de ilusión entregan los niños para que sean enviadas a los Reyes Magos, un trabajo cargado de responsabilidad a ojos de los niños. Ataviado como un cartero real merece, Alejandro tendrá trabajo hasta el 5 de enero.

Junto al cartero real no puede faltar un paje. Papel que interpreta con soltura Juana Barragán, también de 21 años y amiga de Alejandro. Como él acaba de quedarse en paro y aunque cuando acabe la Navidad volverá al desempleo está contenta con el trabajo que desempeña, siempre muy cerca de los niños que la miran embelesados.

Gema Ruiz, estudiante de 20 años y algecireña, se encarga de entretener a los niños durante la Navidad mientras que sus padres se van de compras. Su trabajo consiste en dibujar con ellos, cantar y jugar.

Los gigantes y cabezudos que estos días toman las ciudades en los tradicionales pasacalles de Navidad también suelen ser jóvenes que no dudan en disfrazarse para hacer las delicias de los niños y animar el centro de las ciudades como por ejemplo en estos días en Algeciras.

Cuando Melchor, Gaspar y Baltasar desembarquen en el puerto de Algeciras el 5 de enero ya tendrán buena parte del trabajo adelantado.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios