Patricio González recibe el Ateneo José Román 2011 por dinamizar la cultura

  • El ex alcalde de Algeciras recoge emocionado el premio y dice que Cristóbal y Pedro Delgado han marcado su trayectoria

Patricio González aprovechó la ocasión anoche para poner su impronta en la recogida del premio que este año le concede el Ateneo José Román. Juan Emilio Ríos, presidente, destacó que la vida de González ha estado dedicada a la cultura no sólo en su faceta política sino también como artista.

El delegado de Educación, Bernabé Ramírez, disculpó la ausencia del alcalde, José Ignacio Landaluce, que se encontraba en el Congreso y felicitó a "Antonio Patricio y al Ateneo invitándoles a que continúen por esta senda".

A colación, González no echó el típico discurso de agradecimiento. Prefirió poner la cultura como bandera y se quedó en un segundo plano para relatar extractos de su experiencia vital donde necesitó de la música, de las imágenes de la Algeciras antigua, de Cristóbal Delgado y de Pedro Delgado. A ambos agradeció todo lo que han sumado a su trayectoria. "Es más gratificante recibir un premio de cultura porque me reafirma en mis convicciones. En ningún caso mi relación con la cultura comenzó con la política y prueba de ello es que el Centro Andaluz de Cultura se fundó en 1985", afirmó

El anfiteatro del Kursaal casi se llenó de familiares y amigos que no quisieron perderse el acto y que por supuesto se sintieron recompensados.

En este sentido, Patricio González no pasó por alto los logros durante su paso por la política entre los que destacó la Escuela Internacional de Música, la Compañía Municipal de Teatro o Algeciras Fantástika, "todas ellas ya desaparecidas", apostilló.

González resaltó también la importancia de la juventud y de la formación y sacó pecho por su apuesta por la universidad que "ya es un campus". Sus sobrinos Mario y Claudia Gallardo, actor de teatro y violinista, participaron en el acto, el primero en persona recitando Hamlet y la segunda con su música. Asimismo explicó que ha publicado dos libros, Don Cristóbal, sobre una conferencia inédita de quien fuera cronista oficial, y Farah, una novela con tintes históricos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios