Pansequito y los flamencos 'indignados' se reunirán el lunes con Paulino Plata

  • El consejero de Cultura insiste en que "no hay amiguismo" en las ayudas y contrataciones públicas

"Tenemos la obligación de tomar riesgos, de probar nuevos modelos. Y la experiencia de los nuevos asesores del Ballet Flamenco me da mucha confianza", aseguró ayer en Sevilla Paulino Plata, antes de defender que la llegada de Ullate y sus vocales permitirá difundir las actividades del BFA "con una mayor eficacia y transparencia". Ese afán de integridad lo extendió también a las relaciones, ahora espinosas, que mantiene la Consejería de Cultura con el colectivo de flamencos indignados que, encabezados por Pansequito, han pedido a la Junta de Andalucía unas medidas de contratación más equitativas y una reunión urgente para discutir sus reivindicaciones.

Será finalmente el próximo lunes cuando Plata y la directora del Instituto Andaluz del Flamenco (IAF), María de los Ángeles Carrasco, se reunirán con este grupo de artistas, la mayoría veteranos del ramo con las principales distinciones jondas en su haber. Plata volvió a pregonar que "existe objetividad y no hay amiguismo" y que "es falso que siempre sean contratados y apoyados los mismos, tal y como se ha dicho en los medios". "Los hechos demuestran que la realidad es distinta porque hacemos convocatorias a las que se puede presentar cualquiera con un nivel artístico, las cuales, además, no resuelven los técnicos del IAF o gente de la política, sino una comisión de expertos. Nosotros solo organizamos Flamenco viene del Sur y en un sistema de concurrencia que no excluye a ningún artista", recalcó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios