Palacios acude a Sevilla para firmar y presentar 'Entre la hiel y el almíbar'

  • El ex alcalde algecireño, que ya trabaja intensamente en la elaboración de su segunda obra, acude a la feria del libro de la capital hispalense el jueves, mientras que el sábado acudirá a la de Algeciras

Juan Antonio Palacios contempla su presencia el próximo jueves en la feria del libro de Sevilla como un gran paso en la actividad promocional de su primer libro, Entre la hiel y el almíbar, que ya se presentara en Algeciras y en la sede de la Diputación gaditana hace unos meses.

"Estamos ante una puesta de largo y una buena promoción de la obra", señala el ex político y ahora escritor, quien no se olvida de agradecer al director de Absalon Ediciones, Jesús Lebrero, el apoyo que le viene mostrando des de el primer momento. Emprender la aventura de escribir en los tiempos que corren no fue sencillo para Palacios, que se enfrentó a esta nueva aventura desde una triple perspectiva, la del autor, la del editor y la posible acogida social que pueda tener cualquier obra "al margen de su calidad literaria".

Entre la hiel y el almíbar se presenta en cuarenta pequeños capítulos en los que el autor desgrana con rotundidad y a veces con una cierta crudeza la presencia de arquetipos, de individuos con los que nos encontramos día a día y con los que forzosamente podemos identificarlos por la descripción que hace de cada uno de ellos el autor, que en este sentido sí que demuestra sus tablas como psicólogo, su otra gran ocupación, que le permite observar y analizar, "es una experiencia que he abordado con un gran sentido de las responsabilidad y con una gran humildad, en la que he escogido el camino más difícil, no dirigirme a la institución, no autofinanciarme la obra, sino el camino editorial, que me parecía el más coherente y a fuer de ser sincero - concluye - creo que me ha acompañado la suerte".

Dicho esto, Palacios explica que su opera prima no pasa por ser un modesto ensayo, un conjunto de reflexiones y observaciones y análisis sobre distintos aspectos de la actualidad". Para añadir, "a lo largo de cinco ejes de la obra he pretendido que el lector abra la ventana mágica, para que nos hagamos preguntas, que no siempre tendrán respuestas, a que no nos dejemos manipular por aquellos que no saben quienes somos ni les importa, a que no nos obsesionemos por dejarnos llevar por la competición de que hay que ser siempre el mejor dentro de un orden y no nos deja ser únicos y diferentes".

Palacios abre pues las ventanas al mundo y propone sus reflexiones son sinceridad y con un cierto espíritu infantil, "de no haber perdido nunca la capacidad de sorprenderme, por tanto ser alérgico al aburrimiento; mi curiosidad alimentada por mi relación con la psicología, la política y el periodismo y la provocadora intención adulta de inyectarnos la duda y la controversia como camino al conocimiento", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios