La muestra del sirio Osama Esid inaugura la sala Cárcel Real

  • Para el artista las fotografías y las escenografías cuentan con el mismo protagonismo

Con la inauguración en la Sala de Exposiciones Cárcel Real de la exposición del fotógrafo sirio Osama Esid la mañana de ayer y el fallo del jurado del I Premio Photo-Africa, surgido a tenor del FCAT 2008, comenzaron las actividades culturales relacionadas con el festival.

En primer lugar se inauguró la muestra Osama Esid, que en un montaje donde tiene de igual protagonismo sus fotografías como la escenografías en las que las expone, presentaba más de medio centenar de obras de formato medio repartidas en tres secciones: Oriental, Trabajadores de El Cairo y Ciudad en Distorsión. Tres series distintas que se entremezclan con un denominador común el recuerdo de una época pasada -el colonialismo de Oriente-, que refleja un exotismo creado bajo unas premisas de imperialismo que el autor derriba con sus obras para cuya creación se ha valido de máquinas fotográficas antiguas y ha empleado técnicas ya en desuso, como el revelado a la gelatina de plata y el pintado a mano de la imagen.

Las obras de Esid, compartían escenario junto con una selección de 48 obras presentadas al certamen de Photo-Africa en una muestra producida y organizada por el Centro Andaluz de Fotografía dentro del programa de actividades paralelas del Festival de Cine Africano de Tarifa. Veintiocho fotógrafos de diecisiete países han respondido a la primera convocatoria dirigido a profesionales africanos, y que se ha adjudicado -así como los 1.800 euros de premios con los que está dotado-, el maliense, Harandame Dicko con una obra sin título. También han sido premiados Nestor Da de Burkina Faso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios