Odyssey solicita que España no pueda responder a su informe

  • La empresa trata de evitar argumentos en contra de la desestimación del caso

La empresa Odyssey ha pedido al tribunal de Florida que lleva el caso del tesoro que el Gobierno español no pueda responder al informe en el que la compañía niega que el botín en disputa fuera transportado por el buque español Nuestra Señora de las Mercedes. Odyssey informó ayer que su solicitud para se desestime la petición española de responder a su informe fue formulada el pasado viernes.

Aquel mismo día el Estado español presentó una moción para aplazar hasta el próximo 26 de enero su respuesta al voluminoso informe de Odyssey.

El memorando, de no más de 30 páginas, articularía la respuesta del Gobierno español a la oposición de Odyssey para que se desestime el caso en los tribunales.

La compañía estadounidense remitió el 17 de noviembre un informe en el que contradijo los argumentos presentados el pasado 22 de septiembre por el Estado español acerca de la procedencia del tesoro.

Para Odyssey, la postura de contrarréplica de España sólo busca "inundar el tribunal con más controversia, cosa que de ninguna manera garantizaría un fallo inmediato o la desestimación" del caso.

La compañía señaló en su petición ante el tribunal de Tampa que el derecho a contrarréplica de España sólo tendría sentido si Odyssey hubiera aportado "nuevas o novedosas teorías legales", pero no es ese el caso, destacó.

Entre las razones esgrimidas por España para responder a las tesis de la empresa figuran el "volumen del informe -mil páginas-, la naturaleza y el contenido de los materiales que Odyssey presentó en oposición" a su moción.

Odyssey, por su parte, pide ahora que, en el caso de que el tribunal admita la moción de España, debería presentar su memorando en un plazo de 20 días y no exceder de diez páginas. Asimismo, solicita al tribunal la misma consideración que se le dispense a España, si es aceptada su moción.

La compañía de exploración submarina reiteró su convencimiento de que los tribunales de Estados Unidos tienen jurisdicción sobre el caso y que son éstos los que deben "determinar los derechos de todas las partes involucradas" en el litigio.

"Con las diversas aseveraciones legales presentadas en el caso", tanto por España y Perú como por los reclamantes particulares, "creemos que los asuntos en disputa deberían imposibilitar la desestimación" del caso en los tribunales, indicó Melinda MacConnel, vicepresidenta de Odyssey.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios