Odyssey descubre los restos de un buque en el Canal de la Mancha

  • Reino Unido asegura que la compañía, que tiene un acuerdo con su ministerio de Defensa, cree que se trata del británico 'HMS Victory', que se hundió en 1744

La empresa estadounidense Odyssey ha descubierto los restos del HMS Victory, el barco almirante británico que se hundió en 1744 y cuyo homónimo sucesor hizo vencer al almirante Nelson frente a las fuerzas franco-españolas en Trafalgar, según destacó la prensa británica dominical.

"Los submarinistas piensan que hallaron los restos de uno de los más prestigiosos veleros británicos de todos los tiempos", escribe el Sunday Times, precisando que Odyssey tiene intención de anunciar el descubrimiento durante la jornada de hoy.

El HMS Victory se hundió frente a las costas de las islas del Canal de La Mancha en 1744 debido a una tempestad, mientras volvía de España. Las 1.150 personas que iban a bordo del navío murieron.

Además llevaba 100 caños de bronce, valorados actualmente en entre 11.354 y 22.709 euros (14.552 y 29.106 dólares), según The Observer.

El HMS Victory fue botado en 1737. Según la tradición en la Marina británica, el barco almirante que lo sucedió en 1765 tomó su mismo nombre. A bordo de este último, Nelson ganó la batalla de Trafalgar en 1805.

"Sabemos que Odyssey Marine Exploration afirma haber localizado los restos de un barco de guerra británico de la época de los veleros y que cree que es el HMS Victory, desaparecido en 1744", indicó ayer un portavoz del ministerio británico de Defensa.

"Suponiendo que los restos sean los de un barco de guerra británico, están protegidos por la inmunidad soberana. Eso significa que no se podrá realizar acción intrusiva alguna sin el consentimiento explícito del Reino Unido", añadió.

El principio de la inmunidad soberana se aplica a los barcos de los países y a sus restos y "prohíbe toda intrusión no autorizada o explotación con fines comerciales".

Según El País, que recogió también el descubrimiento del HMS Victory, Odyssey tomó la precaución de firmar un acuerdo con el ministerio británico de Defensa para explorar el Canal de La Mancha y compartir los descubrimientos.

La empresa estadounidense, con sede en Florida, mantiene un litigio con España tras haber descubierto en 2007 el mayor tesoro submarino de la historia: 500.000 piezas de plata y cientos de objetos en oro. El gobierno español cree que el botín procede del Nuestra Señora de Las Mercedes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios