Ochoa corta dos orejas en México y Manzanares, sin suerte en su lote

  • El diestro alicantino se estrella con dos toros muy deslucidos y sólo deja detalles de su toreo

El mexicano Fernando Ochoa cortó dos orejas y se alzó como absoluto triunfador el pasado domingo en la Monumental de México, un festejo en el que Federico Pizarro tuvo destellos y José Mari Manzanares tuvo una tarde desafortunada. Se lidiaron seis toros de Xajay, justos pero parejos en kilos y su única virtud que tuvieron movilidad.

Pizarro toreó muy bien con el capote tanto al primero como al cuarto. En el que abrió plaza que llegó a la muleta muy incómodo, destellos que no se conjuntaron y mató regular, aviso y pitos. Con el cuarto que recibió con largas de rodillas con la muleta logró momentos no entendidos y calibrados en su real validez. Mató de estocada y división de opiniones.

Ochoa, con el segundo estupendas verónicas e inició su labor con muletazos muy toreros que prendieron el entusiasmo. Trasteo con plan, sin la uniformidad deseada por el fuerte viento, pero que creció y mató de estocada. Una oreja con leves protestas. Siguió en ese plan con el quinto, astado que no era fácil y Ochoa, logró momentos muy lucidos con estocada magnífica para una oreja más.

Manzanares, sin suerte. El tercero tampoco era muy potable y el español alcanzó momentos toreros que calaron, por desgracia lo pinchó tres veces antes de la estocada, aviso y silencio. El sexto tampoco funcionó. Desde salida nunca se empleó y se paró pronto. No tenía un pase. Dos pinchazos, varios descabellos y un aviso. Su labor fue silenciada, después de un lote poco propenso para el triunfo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios