El Museo de Algeciras estudia exhibir los restos arqueológicos de Villa Smith

  • El Ayuntamiento destaca que lo hallado en las excavaciones en el parque de Las Acacias, que están en su recta final, son importantes para facilitar la interpretación de la historia de la ciudad

La intervención arqueológica que realiza el Museo Municipal de Algeciras, en el borde del parque Las Acacias, ha entrado en su recta final. Ante esta situación el Ayuntamiento está estudiando la posibilidad de musealizar los restos arqueológicos hallados debido a la importancia de los mismos para facilitar la interpretación de la historia de Algeciras.

En un primer informe de resultados de la excavación, que ha dirigido el arqueólogo municipal Rafael Jiménez Camino, se señala que se han podido documentar restos de tres etapas históricas diferentes. De la más antigua, de época romana, se han excavado dos piletas de salazón de pescado, aunque hay indicios de la existencia de otras dos, así como parte del muro de cerramiento oriental de la fábrica, que se cree que limitaba con un eje viario.

Todo ello formaría parte del complejo industrial que hace años se localizó en la calle San Nicolás, que cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultura, y aportaría nuevos indicios sobre la importancia del barrio industrial en torno a las conservas del pescado que hubo en Algeciras en época romana, llegando a ocupar prácticamente la mitad de la Villa Vieja.

Los técnicos también han podido documentar que una de estas piscinas para el tratamiento del pescado fue abandonada entre finales del siglo I y el siglo II d.C. y que, con posterioridad, el espacio pasó a utilizarse como un cementerio, del que se han localizado tres enterramientos. El más cuidado se realizó en una cista de mampostería y se cubrió con lajas de arenisca. El cadáver corresponde a una mujer adulta (mayor de 30 años) y se inhumó con tres monedas, una de las cuales es del emperador Teodosio y fecha la tumba en un momento posterior a finales del siglo IV.

De una tercera etapa histórica se ha localizado otro cementerio que perteneció a los primeros castellanos que repoblaron la ciudad entre 1344 y 1369. Se excavaron cinco enterramientos, dispuestos cada una en una fosa, sin ataúd, dos de ellos casi completos. Uno pertenecía a un mujer adulta y otro a un joven de entre 10 y 13 años. También de ese momento se localizaron dos monedas de vellón de Alfonso XI.

Pese a los análisis preliminares, los datos antropológicos serán confirmados en estudios más detenidos que se llevarán a cabo cuando concluya la excavación.

Entre los hallazgos materiales más destacados se cuenta con un pendiente de oro y con una piedra semipreciosa verde, que estaba entre los restos que amortizaban una de las piletas de salazón. La composición química del pendiente se ha analizado mediante fluorescencia de rayos X en la Unidad de Geoarqueología y Arqueometría aplicadas al Patrimonio Histórico-Artístico y Monumental de la Universidad de Cádiz, bajo la supervisión de Salvador Domínguez-Bella, profesor del Departamento de Ciencias de la Tierra, que determinó que la piedra es variscita, un mineral muy escaso. Por tanto se trata de un hallazgo relevante, ya que los materiales utilizados (oro y variscita) hacen suponer que sería una pieza de lujo.

También cabe destacar el gran volumen de monedas entre los objetos recuperados. Según explicó el arqueólogo, se llevan localizadas 22 y no se descarta que sean muchas más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios