Muere Reyes Benítez, apoyo clave de la carrera artística de Paco de Lucía

  • Amigo íntimo del padre del maestro, se constituyó en un respaldo fundamental en los inicios de los hermanos Sánchez · Fue la persona que le compró la primera guitarra al genio de Algeciras

Comentarios 5

Reyes Benítez Aranega, hombre muy querido en Algeciras y una persona que se constituyó en un apoyo fundamental en los inicios de la carrera del maestro Paco de Lucía, falleció el pasado martes en la ciudad a los 96 años de edad. Familiares y amigos le dieron ayer su último adiós durante un funeral celebrado en la iglesia de La Palma.

Desde la juventud de ambos, Reyes Benítez y Antonio Sánchez Pecino, padre de Paco de Lucía, fueron amigos íntimos. Compartieron vivencias en la zona de Fuentenueva y se consolidó una estrechísima relación fruto de la cual Reyes Benítez se erigió en un respaldo muy importante en el nacimiento de la trayectoria artística de los hijos de Antonio Sánchez.

Paco de Lucía dedicó de manera especial su último concierto hasta la fecha en Algeciras a Reyes Benítez, que fue, recordó el maestro, quien le compró su primera guitarra profesional. Este simbólico acontecimiento se tuvo muy presente ayer. La ahora consagrada estrella tenía sólo 13 años y se iba a América con el bailaor El Greco. No tenía guitarra y, hablándolo con el padre del artista, Benítez le dijo que le encargara una a Madrid, del fabricante Domingo Esteso.

Pero Benítez Aranega, que tenía un negocio de corcho que heredó de su padre, también estuvo allí en otros momentos cruciales. Fue, por ejemplo, quien llevó a Pepe y a Paco de Lucía, entonces con 14 y 16 años y como Los Chiquitos de Algeciras, al Concurso Internacional de Arte Flamenco de Jerez, en 1962. Resultó todo un descubrimiento y lograron una suerte de accésit que posibilitó la grabación del primer disco en el que aparece el genio algecireño.

E igualmente fue Benítez quien llevó a los hermanos Lucía a Sevilla a obtener el entonces conocido como carné de artista. La prodigiosa memoria del fallecido era capaz de recuperar todos los detalles de vivencias tales décadas después. De la mencionada visita a Sevilla, por ejemplo, recordaba que Paco ya impactó al tribunal mientras calentaba sentado en una caja de cervezas.

El guitarrista algecireño actuó en Jerez en agosto de 2010. Allá que fue Reyes Benítez, una de las pocas personas que tenía acceso a los camerinos del maestro. Esa noche se hizo una foto junto a Paco y a Pepe, quien por cierto ayer estuvo presente en el funeral. Esa fotografía la mostraría después con la felicidad de un niño. Por supuesto que quien fue como un segundo padre para los Lucía se encontraba extraordinariamente orgulloso de en lo que se terminaron convirtiendo los hermanos, en especial Paco, artistas de renombre.

Benítez, en resumen, fue un respaldo axial durante los tiempos en los que se empezó a forjar la leyenda, antes de que Paco de Lucía marchara a Madrid. La gratitud del maestro se demuestra incluso en su obra. La soleá La villa vieja, del disco Luzía (1998), está dedicada a Reyes Benítez Arenaga.

Quienes lo conocieron, además, subrayaron ayer que fue un hombre honrado y humilde. Que siempre iba con la verdad por delante y que siempre defendió a la familia Sánchez de cualquier crítica. Una persona de las que quedan pocas, en definitiva, con una generosidad para con los demás desgraciadamente muy poco frecuente.

El PSOE de Algeciras emitió ayer un comunicado en el que lamentó la muerte de Benítez, "un gran algecireño que nos deja después de una vida intensa que ha disfrutado con humildad y sabiduría". "Con Reyes se va una parte apreciable del patrimonio oral de la historia de Algeciras", resaltó también.

"El PSOE considera que la ciudad y su familia tienen derecho a sentirse orgullosas porhaber contado entre sus hijos con personas como Reyes Benítez, trabajador humilde y sabio", abundó este partido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios