Molina resalta las opciones de España de recuperar el tesoro de Odyssey

  • El ministro de Cultura, que insiste en que el botín procede del 'Nuestra Señora de las Mercedes', asegura que el Gobierno se encuentra "ante un horizonte esperanzador" en la resolución del caso

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, aseguró ayer que España está "ante un horizonte esperanzador" en cuanto a la resolución del caso Oddyssey e insistió en que el barco expoliado por la empresa estadounidense "es el buque de la Armada Nuestra Señora de las Mercedes", lo que la compañía pone en duda porque, sostiene, no se puede demostrar.

"España está defendiendo con fuerza y rigor sus legados históricos y culturales", subrayó el ministro al responder en el Pleno del Congreso una pregunta del diputado socialista Rafael Simancas relacionada con este caso.

Molina señaló que, el pasado 8 de mayo, España dio "un paso importante" en el proceso judicial que se sigue en Tampa (Florida) por este caso: "presentar un escrito de alegaciones y pruebas contundentes" de que el barco del cual Odyssey extrajo el tesoro es el ya citado buque de la Armada.

Ese barco "es un sitio histórico y propiedad inalienable de España, ya que se trata de un pecio arqueológico y de un cementerio marino que no se puede perturbar ni ser objeto de explotación comercial. Por lo tanto, todos los objetos que se hayan llevado ilícitamente del sitio deben ser devueltos a España", dijo el titular de Cultura.

Molina subrayó también que los intentos de Odyssey por mantener "como confidencial" la información sobre la identidad del barco "han sido condenados duramente por el Tribunal, que los ha calificado como acciones deshonestas y sin ningún fundamento legal".

"Estamos ante un horizonte esperanzador", dijo el ministro, quien al responder otra pregunta relacionada con este caso, formulada por la diputada María Gracia Muñoz Salvá, también del PSOE, afirmó que España "es un país pionero en la defensa de la protección del patrimonio subacuático", dentro de la convención de la Unesco del año 2001.

El ministro dijo que, frente a la aparición de nuevos pecios, el Gobierno tiene que "definir un modelo de actuación plenamente consensuado con la comunidad internacional" y, para ello, ya se iniciaron "las primera gestiones con resultados alentadores" ante los socios de la Unión Europea el pasado mes de noviembre.

España volverá a plantear esta cuestión el 22 de mayo próximo con los ministros de Cultura de los países iberoamericanos, en una conferencia que se celebrará en El Salvador, indicó Molina.

El ministro dejó claro que España "denunciará y perseguirá eficazmente, como en el caso Odyssey, todas aquellas actividades de las llamadas empresas cazatesoros".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios