Mellaria advierte del peligro del legado de Tarifa sin arqueólogo

  • Recuerda que ante el extenso patrimonio cultural, histórico y arqueológico ellos fueron los que solicitaron su figura, Apunta a "un gran paso atrás" su despido

Comentarios 1

La asociación tarifeña para la defensa del patrimonio cultural y artístico, Mellaria, recuerda que fue ella la que en el año 2003 comenzó a pedir la contratación de un arqueólogo municipal por considerarlo fundamental para gestionar de una manera eficaz nuestro patrimonio.

La asociación lamentó ayer que "haya durado tan poco nuestra aspiración pues después de que se propiciase la contratación del arqueólogo en el año 2009 nuevamente nos encontramos sin arqueólogo municipal".

Mellaria, que destacó la figura de Alejandro Pérez-Malumbres más allá de sus propios cometidos profesionales, ha justificado "la tardanza" en su pronunciamiento respecto al despido de Pérez-Malumbres argumentando que la Junta Directiva decidió, antes de pronunciarse públicamente, hablar con el responsable de Cultura de nuestro Ayuntamiento, el alcalde Juan Andrés Gil, para conocer las razones que le han llevado a tomar esta decisión. La reunión ya se produjo y en la misma, los miembros de Mellaria manifestaron su "rechazo al despido del arqueólogo".

Antes las razones económicas esgrimidas por el alcalde para justificar el despido del arqueólogo, Mellaria señaló que, aunque comprende que el momento económico es muy delicado y son necesarios ajustes económicos, "no consideramos adecuada la decisión de despedir al arqueólogo para aliviar la situación económica. Creemos que la figura del arqueólogo es imprescindible para gestionar nuestro patrimonio, ya que una buena gestión del mismo significa riqueza para Tarifa. Debemos aprender a aprovechar lo que la historia nos ha legado para crear puestos de trabajo y que al mismo tiempo que lo conservamos para las futuras generaciones, sirva para que una parte de la población tarifeña viva de un buen uso de nuestro patrimonio. Sin un técnico especializado el futuro de nuestro legado histórico corre grave peligro".

La asociación cultural por la defensa del patrimonio advirtió que la gestión del patrimonio no debe estar en manos de personas sin la preparación adecuada ni la sensibilidad apropiada para tomar decisiones correctas. "Es deseable que en el futuro no tengamos que lamentar alguna decisión inadecuada tomada por alguien que no esté preparado. La defensa de nuestro patrimonio es un deber de todos y de cada uno de los ciudadanos, y en esa defensa juegan un papel fundamental las personas que dirigen los destinos de nuestro Ayuntamiento, por eso consideramos un enorme paso atrás la decisión de despedir al arqueólogo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios