Manzanares y Cayetano cortan dos orejas cada uno en la plaza de Morón

  • El Cid torea a placer al cuarto toro de juanpedro y la espada le priva de salir a hombros

José María Manzanares y Cayetano salieron ayer en hombros de la corrida celebrada esta tarde en la localidad sevillana de Morón de la Frontera. Cayetano Rivera Ordóñez cuajó al primero de su lote una faena interesante en la que mucho tuvo que ver su gran estocada para llevarse el premio de las dos orejas. Su actuación fue de menos a más hasta llegar al punto álgido del toreo con la derecha, con la que consiguió buenos remates y brillando con los cambios de mano. Con el sexto, estuvo muy acoplado y firmó por el lado derecho los mejores muletazos de su actuación. Su fallo a espadas, sin embargo, dejó sin premio una buena faena.

El alicantino Manzanares, por su parte, brilló con la muleta, ligando una buena seria de naturales que, junto a una buena estocada, le valieron para pasear una oreja del segundo de la tarde. Otro trofeó cortó al quinto, un toro soso y deslucido con el que el torero, empero, se mostró voluntarioso. Su voluntad y la buena estocada han sido la clave para la obtención de la oreja.

El Cid, por último, se encontró en el primero al peor astado de la tarde y no tuvo posibilidades de éxito, aunque demostrando su buen momento de forma al estar por encima de su oponente, que se quedó demasiado corto. Con el cuarto, flojo pero de calidad en la embestida, estuvo centrado y templado y le hizo una faena con mucha solera, acoplándose muy bien a la embestida de su enemigo y firmando momentos muy interesantes.

En torno a media entrada se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq, de buen juego en general exceptuando el primero. Manuel Jesús El Cid, silencio y oreja. José María Manzanares, una oreja y oreja. Cayetano Rivera Ordóñez, dos orejas y silencio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios