Manuel 'El Chato', una voz premiada del flamenco que sobrevuela el 2012

  • El cantaor lleva casi 40 años dedicado al mundo artístico, con dos discos en el mercado, y ya prepara un tercer trabajo discográfico · Con 13 años graba junto a su hermano con el guitarrista Tomatito

Una treintena de premios, dos discos y una trayectoria artística en el mundo del flamenco, de casi 40 años, avalan a Manuel Campo Romero (Manilva, 1961), más conocido como El Chato. A los 11 años comenzó su carrera artística en Madrid, en el tablao de Los Canasteros de Manolo Caracol. Desde entonces su trayectoria ha estado marcada por numerosas actuaciones en peñas, tablaos, teatros, festivales y recitales.

Este algecireño de adopción, ya que reside en la ciudad desde hace 35 años, ha arrancado el 2012 tomando impulso, con más fuerza que nunca, así se siente. "Ahora mismo me estoy preparando para los concursos, quiero llevarme todos los premios que haya, tengo que empezar otra vez a cantar, a hacer cosas nuevas. Y quiero hacer un tercer disco".

Este nuevo proyecto lo ha empezado a trabajar ya con una discográfica de Barcelona, "tengo que mandarle la maqueta y que la escuchen, pero creo que no va a haber ningún problema". Los dos trabajos anteriores: Oro Fundido y Compás Flamenco, están actualmente en el mercado y están enmarcados en la última década.

Desde que debutó su vida ha sido cantar. "La vida artística es muy dura para todo, he tenido cosas buenas y cosas más difíciles, siempre he ido tirando con lo que me gusta, el flamenco". El Chato se defiende en todos los palos, del flamenco puro le gusta todo porque "gracias a dios tengo capacidad para hacerlo todo, lo mismo hago una rumba que canto por seguirillas o soleá", explica.

Su arranque artístico fue de la mano de su hermano, ya fallecido. Junto a él dio sus primeros pasos. A los 13 años grabó con Tomatito, "cuando no era ni guitarrista, no le tocaba ni a Camarón y grabó conmigo y mi hermano", recuerda con orgullo. Siempre le han comparado con Antonio Mairena, aunque subraya que tiene su propio sello, su forma de cantar. "Me acojo mucho a la escuela de Mairena, pero no canto por él, canto diferente". Además del mítico artista, entre sus favoritos está el citado Camarón, y como guitarrista no deja de deslumbrarle Paco de Lucía.

"Cantar es lo que sé hacer y es lo que me gusta". Por esta razón quiere tomar un nuevo impulso a su carrera en este año, especialmente porque siente que se vive un buen momento en el flamenco puro, "hay muchas peñas y los ayuntamientos también organizan festivales. Poco a poco estamos saliendo los flamencos, hay mucha afición en las peñas", detalla apuntando que ha contabilizado alrededor de 400 peñas en Andalucía, "ahí es donde nace y se escucha el cante bueno".

Lleva viviendo en Algeciras prácticamente toda su vida y aquí, en la barriada 15 de Junio, ha formado su familia, siendo su mujer de la tierra. En su casa tiene un pequeño estudio donde le da rienda suelta al arte. "Siempre estoy creando, nunca estoy conforme con lo que hago, es mi vida. No podría vivir sin el flamenco". Compone a tientos de la mano de la inspiración, la que se asoma como una musa, y sin avisar. Le resulta más sencillo crear letras, luego va la música, "la guitarra la toca mi hijo, cuando saco un tema le digo que me acompañe".

11

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios