El Juli, faena de mando, corta una oreja de peso en San Sebastián

Los diestros Luis Francisco Esplá, El Juli y Daniel Luque cortaron una oreja cada uno, de diferente peso, en la corrida celebrada ayer en San Sebastián, con un encierro de buen juego de Jandilla, a excepción del segundo toro.

La oreja de más peso la cortó El Juli, que realizó una de las mejores faenas de todo lo que se lleva de feria. Fue ese quinto toro un astado noble al que cuajó a la perfección a la verónica, meciendo las muñecas y moviendo las telas con gusto y empaque. Rápidamente, El Juli se puso a torear al de Jandilla, en muletazos mandones en los medios, siempre por bajo, llevándolo muy largo y con una tremenda profundidad. Se metió entre los pitones para dejar dos soberbios circulares sin moverse, montándose encima del animal. Estocada trasera, haciendo uso de descabello.

En primer lugar se las vio con un toro muy complicado, que salió midiendo desde los lances de recibo con el capote.

Hasta ese momento, lo mejor lo había realizado Daniel Luque con el tercero. A sus manos fue a parar un toro encastado de Jandilla, el mejor de un desigual encierro. Firme Luque, empezó la faena por bajo para rápidamente echarse la muleta a la mano izquierda, en una sensacional tanda al natural.

El sexto fue otro Jandilla encastado y con transmisión, al que volvió a torear templado a la verónica. Sin embargo, con la muleta no terminó de cogerle el aire .

Por su parte, Esplá se las vio en primer lugar con un toro noble por los dos pitones. En las banderillas hubo más voluntad que acierto mientras que con la muleta nunca terminó de apostar. También resultó bueno el cuarto, con el que volvió a estar animoso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios