Cultura

Jorge Molist se corona en Sevilla con el Premio Fernando Lara de novela

  • Maestro de la intriga, el autor barcelonés plantea en su obra 'Canción de sangre y oro' una ficción histórica en torno a Constanza de Sicilia, reina consorte de Aragón en el siglo XIII

Los integrantes del jurado y las autoridades aplauden al ganador, Jorge Molist, tras recoger el premio que otorgan el Grupo Planeta y AXA. Los integrantes del jurado y las autoridades aplauden al ganador, Jorge Molist, tras recoger el premio que otorgan el Grupo Planeta y AXA.

Los integrantes del jurado y las autoridades aplauden al ganador, Jorge Molist, tras recoger el premio que otorgan el Grupo Planeta y AXA. / reportaje gráfico: juan carlos muñoz

La historia que novela Jorge Molist en Canción de sangre y oro es tan real que el propio Dante le dedicó varios versos de La divina comedia a algunos de sus hechos y personajes. Molist (Barcelona, 1951) se consagró en la noche del viernes en el Real Alcázar de Sevilla como flamante ganador del XXIII Premio de Novela Fernando Lara, dotado con 120.000 euros, por una ficción histórica ambientada en el siglo XIII donde recrea la vida de Constanza de Sicilia, la reina consorte de Aragón. El escritor de Los muros de Jericó -su debut literario en el año 2000- se impuso así sobre una decena de finalistas y 284 manuscritos procedentes de España y el extranjero. Esta vigésima tercera edición del premio contó de nuevo con el patrocinio de la Fundación AXA y con un jurado integrado por Fernando Delgado, Pere Gimferrer -que tuvo que enviar su voto telefónicamente-, Ana María Ruiz-Tagle, Clara Sánchez y Emili Rosales, secretario con voto.

Según explicó Molist al recoger el premio en el escenario ubicado en el Patio de la Montería del Alcázar, en un acto presidido por el alcalde de la ciudad, Juan Espadas, esta novela tiene una protagonista fascinante: una niña de 13 años, Constanza, que tiene que abandonar todo -familia, amigos, país- para viajar a un lugar extraño y casarse con un hombre mayor que ella al que conocerá el día de la boda porque su padre, el rey de Sicilia, necesita esa alianza. "Es un relato de personajes y sentimientos", aclaró Molist, que según el jurado construye una historia apasionada y adictiva en la que tienen un gran peso las voces femeninas.

La historia es "un relato real que cambió la historia de Europa y asombró al mundo"

El autor de Presagio, una historia de suspense con raíz esotérica, El retorno cátaro o Tiempo de cenizas reconoció anoche que "el problema de la novela histórica que quiere ser precisa es que hay vacíos importantes en el relato que ha perdurado". Pero "buscando y rebuscando", este amante de la Historia encontró el relato "fascinante" de una época, cuando se produce la alianza que relata Canción de sangre y oro y Aragón es un reino "pequeño y débil" que llega a enfrentarse a los grandes poderes de su tiempo, entre ellos Francia y el Papa.

El detonante de aquel conflicto se remonta a un hecho sangriento: Carlos de Anjou invade Sicilia y mata al padre de Constanza, un crimen que el marido de la protagonista jurará vengar. "Un relato real que cambió la historia de Europa y asombró al mundo", valora el autor.

Entre los personajes que habitan el libro, Molist habló de "un emperador cruel; una dama que lucha por la vida de su hijo, condenado a muerte con sólo 16 años; una condesa que usa la seducción para obtener más poder", aunque de esa galería "me quedo con Constanza", aseguró el narrador.

También se entregaron los premios de Biografía y Humanidades que otorgan la Fundación Cajasol y la Fundación Lara. El primero fue el Premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2018, que había recaído en el ensayo titulado Días felices. Aproximaciones a 'El jardín de las delicias' de Francisco Ayala. Lo recogió su autora Carolyn Richmond de Ayala, que tuvo palabras de recuerdo muy cariñosas para su difunto marido y para el equipo de la Fundación Lara, profesionales tan meticulosos que fueron impecables en la edición de un libro "que es el resultado de más de 15 años de trabajo", precisó.

El Premio de Biografías Antonio Domínguez Ortiz 2018 viajará en cambio a Cádiz, ya que ha reconocido el trabajo Prender con keroseno el pasado, de José Manuel García Gil, sobre la figura de Carlos Edmundo de Ory. El director de esta fundación, escritor y Premio Loewe de Poesía, Javier Vela, y la presidenta de la Fundación Ory y viuda del escritor, Laura Lachéroy, acompañaron a García Gil.

A la velada organizada en el Real Alcázar, presentada como es ya habitual por Jesús Vigorra, acudieron personalidades de la ciudad como el director artístico y el gerente del Teatro Maestranza, Pedro Halffter y Antonio Garde; el productor de cine Antonio Pérez o el director de escena José María Roca, y representantes políticos como el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el delegado de Cultura, Antonio Muñoz; y los consejeros de Cultura, Miguel Ángel Vázquez; Educación, Sonia Gaya, y Economía, Antonio Ramírez de Arellano.

La ya fértil trayectoria del Premio Fernando Lara de novela cuenta en su palmarés con ficciones y firmas galardonadas como El amargo don de la belleza, de Terenci Moix (1996); Un largo silencio, de Ángeles Caso (2000); Muertes paralelas, de Fernando Sánchez Dragó (2006) o, en la anterior edición, Sonsoles Ónega con Después del amor.Canción de sangre y oro llegará a las librerías el 5 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios