Hermanas entre las variedades y la historia

Cada momento de la historia del cine recrea el pasado a partir de dos vectores, uno estético-ideológico y otro comercial: la sensibilidad del momento en el que la película se rueda (lo que influye sobre el personaje o momento histórico elegido a la vez que sobre el punto de vista ideológico sobre ellos) y las exigencias del mercado (lo que sólo influye sobre un punto de vista no sólo ideológico, sino espectacular o erótico). Enrique VIII y su tiempo han sido vistos e interpretados así desde un prisma inteligentemente divertido y sanamente desmitificador por Alexander Korda y Charles Laughton (La vida privada de Enrique VIII) para el público de los años 30; y desde un prisma didáctico y espectacular por Charles Jarrot y Richard Burton (Ana de los mil días) u otro ético y dramático por Fred Zinnemann y Robert Shaw (Un hombre para la eternidad) para el público de los años 60.

Las hermanas Bolena (desafortunado título español que recuerda más a las variedades -Las Hermanas Benítez, las Hermanas Andrew, las Hermanas Kessler- que a la Historia) responde también al momento que vive el cine hoy. O por lo menos al que vive el peor, por más rutinario y previsible, cine de hoy. Estrellas del momento -Johansson, Portman, Bana, Scott Thomas- recrean con excesos físicos desmentidos por la retratística una historia filmada con vulgaridad televisiva y reducida a las proporciones de las alcobas. Éstas fueron importantísimas en la corte de Enrique VIII y estaban a un paso del cadalso, como es sabido; pero en esta película el drama o el goce de las regias alcobas se representa con un aire de culebrón venezolano que poco tiene que ver con la Inglaterra Tudor. Se le nota demasiado al realizador Justin Chadwick que es la primera vez que torea con picadores tras una larga trayectoria como novillero televisivo. Sólo la inmortal Ana Torrent -que deberá su vida eterna a El espíritu de la colmena- compensa el precio de la entrada por su seca y dramática interpretación de una Catalina de Aragón que se merienda a las hermanas Bolena y a las guapas que las interpretan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios