El Gobierno español podrá acceder este martes al tesoro de 'La Mercedes'

  • El juez de Tampa rechaza la petición de Odyssey de 300.000 euros por la custodia

El juez Mark Pizzo, del Tribunal Federal de la ciudad de Tampa (Florida, EEUU), denegó ayer la petición de Odyssey de que España le reembolsara algo más de 400.000 dólares (unos 303.000 euros) en concepto de custodia del tesoro de más de 500.000 monedas de plata y oro extraído en 2007 del pecio de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes. Odyssey presentó el jueves una moción para lograr que España asumiera las cargas derivadas del mantenimiento y almacenaje de las monedas. La empresa cazatesoros solicitó al Tribunal Federal de Tampa que "emita una orden dirigida al Reino de España para que le reembolse los gastos derivados de la custodia legis -custodia de ley-, unos 412.000 dólares".

En la moción, señalaba que fue este mismo tribunal el que nombró a Odyssey como "custodio substituto del barco hundido y de los objetos recuperados hasta nueva orden" y que esta compañía, con sede en Tampa, "recuperó el cargamento de las profundidades del Atlántico a expensas suyas".

"En virtud de los fallos en este caso -prosigue la moción- la realidad es que la recuperación fue para beneficio de España", aunque la defensa española apuntó en una reciente moción que el tesoro "fue retirado del fondo del mar del Atlántico y transportado (a EEUU) sin autorización". Por ello, a juicio del Estado español, "Odyssey debe ser responsable de los costes razonables de su devolución a España".

Por otra parte, España solicitó poder acceder el próximo martes día 21 al tesoro cuya entrega estaba prevista que ordenara ayer el juez Mark Pizzo del Tribunal de Tampa. Durante el inicio de la vista, que el juez Pizzo celebra para determinar la fecha y procedimiento de entrega a las autoridades españolas, James Goold, abogado del Gobierno español en este caso, reclamó además tener un acceso completo durante tres días a todo lo almacenado por Odyssey. El objetivo es que en esos tres días se pueda movilizar a los expertos necesarios para hacer el inventario y comprobar que coincida con lo que Odyssey aseguró que dejó en el almacén; un tesoro compuesto por 17 toneladas de monedas y otras piezas con un valor total de casi 380 millones de euros. Una petición que fue aceptada ayer por el juez, que autorizó al Gobierno español a acceder el martes al tesoro y tres días más tarde poder sacarlo de Florida camino de España.

Además, Odyssey calificó la jornada de ayer como un "día triste para el patrimonio cultural de España" y advirtió que la obligación judicial de devolver un tesoro marítimo del siglo XIX tendrá un "efecto profundamente negativo" para España en futuros casos similares. "No se han dado cuenta de que en el futuro nadie se sentirá incentivado para informar de hallazgos submarinos. Cualquier cosa hallada y por la que España sienta un interés potencial será escondida o, aún peor, fundida o vendida por eBay", señaló la vicepresidenta de Odyssey, Melinda MacConnel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios