El Florida de Algeciras se inunda de sonrisas con la magia del musical 'Un mundo mágico'

  • Las tres sesiones alcanzan un lleno absoluto. La cantante Gisela conecta con un público infantil entregado que se une a la fantasía

Comentarios 4

El musical Un mundo mágico pasó ayer por Algeciras con un rotundo éxito. Las tres sesiones programadas en el teatro Florida ante la gran demanda de público obtuvieron llenos absolutos. La expectación generada dio sus frutos con un patio de butacas cargado de familias y en el que el máximo protagonismo, más que en el escenario, estaba en la ilusión de cada niño. Alrededor de 1.800 personas disfrutaron este sábado del viaje musical por los cuentos más famosos.

A las cuatro y media comenzó la primera sesión, en ella participaron las tres chicas algecireñas que fueron seleccionadas mediante un casting celebrado en la escuela municipal José María Sánchez-Verdú. Las elegidas, que saltaron juntas al escenario fueron Rosa Valdivia, de 14 años; Ana María Turillo, de 10; y Alaya Blanco, de tan solo 8 años. Las tres chicas disfrutaron junto a Gisela de la interpretación de uno de los temas del musical.

Antes de que saltara Gisela al escenario del Florida se proyectó un reloj que marcaba los minutos que faltaban para que diera paso al show. Las voces se unieron para entonar esa frase conocida de "tres, dos, uno..." y aplausos. Vestida de negro simulando ser una haga apareció con cuatro grandes focos laterales que apuntaban directamente al centro para no dejar sin ningún atisbo de luz lo que iba aconteciendo.

"Llevo tiempo aquí sola y he tenido tiempo de reflexionar", alzaba a voz firme Gisela. La otra gran protagonista del musical era Elsa Anka, que con una antorcha de fuego que rápidamente disipó, apareció para guiar los pasos de la joven haga dentro de una trama que le haría recorrer los cuentos infantiles más conocidos por los pequeños.

Un mundo mágico estuvo marcado por una continua interacción entre los protagonistas del escenario y el público. Gisela se encargó de reunir a las cientos de voces que allí se ubicaban entre las butacas para aumentar los decibelios del espectáculo. Animó de forma continuada buscando la reacción de los presentes. De un mapa hizo aparecer agua, uno de esos trucos que hacen las delicias de los locos bajitos.

Las palmas hicieron vibrar a su protagonista, que disfrutó con el calor del público algecireño, así como la experiencia vivida por las tres chicas algecireñas que pudieron cumplir un sueño. Desde el año 2010 y hasta 2013 estará en funcionamiento Un mundo mágico, el cual disfruta de una cuidada puesta en escena, con luminotecnia y efectos especiales bajo la dirección de Francis Montañez, y con números de magia e ilusionismo supervisados por el mago Rubén Vilagrand.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios