Egipto: una radiografía popular

Basada en la popular y controvertida novela homónima de Alaa Al Aswany, traducida en España por Maeva, El edificio Yacobian ostenta varios records dentro del desconocido y poco exportado -apenas Youssef Chahine- cine egipcio, entre ellos ser la película más cara de su historia y también la que ha contado en su reparto con el mayor número de estrellas de su particular firmamento audiovisual.

La novela de Al Awasny adopta una mirada coral y sociológica que pretende equiparar el grupo de personajes que la protagonizan, todos ellos relacionados con un viejo y elegante edificio del centro de El Cairo, con las diferentes capas y grupos sociales de un país que, a tenor de lo visto, pasó por tiempos mejores.

Y es que la nostalgia de este esplendor cosmopolita de la vieja ciudad empapa el tono de una novela y una cinta deudoras de las formas del relato popular, formas que, a pesar de la distancia, el espectador español reconocerá sin problema alguno, acostumbrado como está a las estructuras, modos y derivas de la telenovela o el culebrón televisivo.

A partir de esos mimbres, con hechuras de gran producción y un más que solvente pulso narrativo capaz de alternar y cruzar numerosas tramas y personajes, El edificio Yacobian se atreve así a dibujar un fresco de presente en el que la homosexualidad, el machismo, la situación de la mujer, la familia, el islamismo radical, la política, la corrupción, la diferencia de clases o la herencia colonial son tratados con las oportunas y calculadas dosis de tópicos y (melo)dramatismo que no obvian, empero, una mirada crítica y desencantada sobre unos materiales que no quieren renunciar nunca a su vocación eminentemente popular.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios