David Carradine, 'el pequeño saltamontes', fallece en Bangkok

  • Tenía 72 años y la prensa local dice que se le encontró ahorcado en la habitación de un hotel

El actor estadounidense David Carradine, famoso por su papel en la serie de televisión sobre artes marciales Kung Fu, fue encontrado muerto hoy en la habitación de su hotel en Bangkok, informó la cadena de televisión ABC, que cita fuentes de la embajada de EEUU en Tailandia.

Carradine, que tenía 72 años, estaba en el país asiático rodando una película. En un primer momento se dijo que las causas de la muerte fueron naturales pero varios medios locales de Bangkok apuntan a que pudo haberse ahorcado.

Según contó el representante del actor a la cadena Fox, Chuck Binder, el equipo notó la ausencia de Carradine el miércoles por la noche al no aparecer a la hora de cenar.

Cuando el productor acudió a la habitación del actor ayer por la mañana, descubrió que estaba muerto, aunque no especificó las causas de la muerte ni el modo en el que había encontrado el cadáver. Simplemente, Binder se limitó a calificar la muerte de Carradine como algo "estremecedor y triste".

Carradine, conocido en todo el mundo como Kung Fu o 'el pequeño saltamontes', tras protagonizar esa serie televisiva, primero en los años 70 y luego en una secuela en los 90, nació en Hollywood (California) el 8 de diciembre de 1936 en una familia de actores. Su padre era John Carradine, un fijo en las películas de John Ford.

Durante su infancia fue un niño inconformista al que no le gustaba ser hijo de un famoso. Viajaba de un sitio para otro con la compañía teatral de sus padres y tuvo que cambiar varias veces de escuela. Durante su juventud, se convirtió en uno de los pioneros del movimiento hippy norteamericano y vivía en comunas, alimentándose de productos naturales y llevando ese tipo característico de ropa. Su camino fue seguido por otros grandes nombres de la cinematografía, como es el caso del hijo de Henry Fonda, Peter, que retrataría ese tipo de vida en su célebre película Easy rider, dirigida por su amigo Dennis Hopper.

Carradine no quería ser actor sino granjero, por lo que se instaló en Vermont como peón agrícola, aunque más tarde se inclinó por la música y la interpretación teatral y se unió a un grupo escénico del San Francisco College para dar vida a personajes clásicos como el Yago de Otelo, Un enemigo del pueblo, La muerte de un viajante, Macbeth o La tempestad.

Es allí donde descubrió su aptitud para el drama y trabajó paralelamente en el cine y en la televisión. En 1971 el productor Jerry Thorpe le pidió que interpretase al monje Kwai Chang Caine en la serie Kung Fu, cuyo éxito lo lanzó a la fama mundial.

Su personaje es el de un monje de ascendencia chino-americana, que crece en el tempo Shaolín de China y se convierte en un budista experto en kung-fu, ciencia china de defensa personal. La serie se emitió un año más tarde por la cadena ABC de televisión en 63 capítulos que posteriormente recorrieron las cadenas de televisión de casi todos los países.

A partir de ahí su estrella declinó, aunque siempre fue muy demandado por la industria. Ha trabajado en numerosas películas como Cannonball (1976), El huevo de la serpiente, de Ingmar Bergman (1977), Alerta roja: Neptuno hundido (1978) de David Greene, El desafío del cóndor (1979), de Barry Brown (1979), y más recientemente en Kill Bill 1 (2003) y Kill Bill 2 (2004), a las órdenes de Quentin Tarantino, lo que se puede considerar su gran despedida del cine.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios