Coixet inaugura el Festival de Málaga con un duelo de amor

  • La directora de 'Ayer no termina nunca' presenta su obra en la 16 edición del certamen del cine español

La directora Isabel Coixet abrió ayer el decimosexto Festival de Cine Español de Málaga con el primero de los doce largometrajes en competición, Ayer no termina nunca, un drama romántico sostenido a lo largo de todo su metraje por el duelo interpretativo entre Candela Peña y Javier Cámara."Me interesan las historias de amor, todas mis películas lo son, incluso las que parece que no, y ésta, más que ninguna", señaló la directora.

La obra narra la historia de una pareja que se reencuentra después de un dramático suceso que los dividió hace cinco años. Los actores Candela Peña y Javier Cámara interpretan a la pareja que, tras haber pasado unas circunstancias difíciles en sus vidas, además de la complicada situación del país, se dan cuenta de que hay heridas pasadas, aún presentes.

Coixet manifestó que Ayer no termina nunca está dedicada a Cristina y Jaime. En concreto, indicó que Cristina tuvo una gran perdida en su vida y "me tocó ser el testimonio del proceso para volver a salir a flote". "Ha sido una lección de vida, de humildad y quería hacerle un homenaje con la película", añadió. Asimismo, agregó que la cinta también tiene como contexto "lo que vivimos cada día, ese desayuno de noticias con las que no tenemos más remedio que convivir". Sobre el título del largometraje, indicó que lo recicló de un monólogo de una de sus películas y destacó que no ve la cinta "tan diferente" al resto de sus largometrajes.

Coixet indicó, asimismo, que los personajes "han cerrado un capitulo de sus vidas y lo han hecho en paz". Sobre el trabajo de los actores, la directora enfatizó que "hay muchas cosas que no son los diálogos, es el tiempo que les dan, los silencios, pausas, humor y gestos que han salido de ellos". Al respecto, Candela Peña indicó que les han dejado libertad de movimiento y que han sido fieles al texto, "aunque hemos rodado planos de 28 minutos y a lo mejor movías alguna cosa de sitio". La directora reconoció que al escribir el guión ya tenía en mente que los papeles eran para ellos, Javier Cámara y Candela Peña, únicos actores de la película. "Sin ellos no hubiera podido hacer la película y creo que me han dado más de lo que podía soñar y aspirar".

Peña afirmó que Cámara es "mi marido en el cine" y reconoció que la cinta le llega "en un momento bastante particular y en un encuadre" de la vida en el que está preparada, reconociendo, en este sentido, que "soy otra actriz después de hacer la película". Señalado, después de que le dijeran que iba a ganar un Goya, "que no me den nada, que me den trabajo" y contó una anécdota sobre una entrevista después de ganar su tercer Goya, algo de lo que está "muy contenta y satisfecha".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios