Cita con las letras de Quílez y Álvarez

  • Visitan este mes el aula José Cadalso la poetisa algecireña y el novelista sanroqueño, del que la Fundación de Cultura de San Roque editará la novela 'El crimen de la Alcaidesa'

El aula de literatura José Cadalso de San Roque despide su actividad este mes hasta después del verano. Lo hará con la visita de dos autores nacidos en el Campo de Gibraltar, aunque ambos residen en Madrid. La poetisa algecireña Cecilia Quílez, el viernes de la próxima semana, y el novelista sanroqueño José María Álvarez, el jueves 28, serán los invitados en el reducto de buena literatura en el que cíclicamente se convierte el Palacio de los Gobernadores.

Cecilia Quílez nació en Algeciras en 1965, aunque vivió en La Línea hasta los cinco años. Ya entonces se trasladó su familia a Madrid, donde esta autora sigue. Su primer poemario se publicó en 2004 y lleva por nombre La posada del dragón. A esta obra sucedieron los versos de Un mal ácido y su último libro, publicado el año pasado, es El cuarto día.

A propósito de la salida de Un mal ácido Quílez dijo unas palabras que pueden utilizarse de brújula para abordar su producción. "Yo he apostado siempre por la inmersión a pulmón en las mayores catástrofes de mis vivencias, sin oxígeno y portando lastres pesados para llegar cuanto antes hasta el fondo de ellas. Pero nunca me quedo, porque sé que después de ese viaje, de descubrir con asombro y decepción lo que en la superficie jamás hubiera conocido, hay muchas más opciones que en la soledad del peor abismo", contó.

Quílez practica "una poesía muy auténtica", considera Juan Gómez Macías, gerente de la Fundación Municipal de Cultura Luis Ortega Brú y responsable del aula de literatura. "Su último libro -añade- es magnífico, quizá el mejor que ha hecho. Es particularmente maravilloso y parece el primero de una saga, con el que abre una nueva línea poética".

Como es habitual, la Fundación de Cultura sanroqueña editará un cuadernillo con una recopilación de los poemas más destacados de la autora. Un aspecto muy interesante es que, en el caso de Quílez, la edición también contendrá algunas composiciones inéditas.

José María Álvarez, por su lado, nació en San Roque, de padre jerezano y madre sanroqueña. Es hermano de un referente de poesía social como Carlos Álvarez, que no hace tanto también visitó el aula José Cadalso. Ahora será el veterano escritor -tiene 80 años- quien pasee su literatura por el Palacio de los Gobernadores.

Será una ocasión especial. La Fundación Luis Ortega Brú, en conmemoración del décimo aniversario de su servicio de publicaciones, va a editar la novela de Álvarez El crimen de la Alcaidesa, basada en el suceso del que informa el título, ocurrido en junio de 1913 y que acabó con la muerte de José Borrego Saborido. La obra, que presentará el escritor, permanecía inédita y el autor la ha puesto a cargo de la Fundación de Cultura de la localidad de manera desinteresada. La Ortega Brú mantiene cuatro líneas editoriales: Abalorios (poesía), Paralelo 36 (narrativa, la de El crimen de la Alcaidesa), Los pasos encontrados (memorias y biografías) y Albalate (temas sanroqueños).

"Es un magnífico novelista", se refiere Gómez Macías a Álvarez, cuya primera publicación, en 1976, fue De la tierra sin sol, novela en la que se fabula sobre la proclamación de la II República en su pueblo natal. Editadas con posterioridad a esa obra iniciática fueron las novelas En la Jaula, Encíclicas del pescador, Vasijas de barro en pedazos y un libro de relatos, Soneto en prosas escoradas a babor, en el que figuran, entre otros, catorce cuentos premiados en su día en otros tantos concursos. Las dos últimas novelas mencionadas figuraron en su día entre las finalistas de dos premios Planeta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios