Cisneros presenta la octava edición del FCAT con 38 títulos a concurso

  • Más de 900 títulos concursarán este año con 50.000 euros en premios a repartir · La gala de inauguración será presentada por Angustias García y la clausura por Rossy de Palma y Ángelo Torres

Los últimos detalles de la octava edición del Festival de Cine Africano de Tarifa (FCAT) se están resolviendo de cara a la inauguración, este sábado 11 de junio. Su directora, Mane Cisneros, ofreció ayer en el edificio Kursaal de Algeciras, emblema de la interculturalidad, una rueda de prensa donde se dieron los apuntes finales. Más de 900 títulos se han presentado, 140 estarán en la programación pero sólo 38 en la sección oficial a concurso.

"Me siento sobre una nave que han avalado con un único timón", expresó su directora. Presentó este festival, considerado como el más importante de Europa para África y el tercero más relevante en volumen de participación para el continente vecino. Cisneros habló del FCAT como ejemplo del "bien hacer" donde lo público y lo privado "han ido de la mano y hemos dado una lección de buena cultura". Estarán representados 23 países africanos.

Más de 50.000 euros serán repartidos en premios. Hay tres secciones a concurso entre largometrajes, documentales y cortometrajes, además de espacios fuera de competición y retrospectivas. El festival ha editado una guía útil y ya tiene cerrada la participación de 2.300 estudiantes para las sesiones matinales. "El FCAT es una apuesta tarifeña, comarcal, de la provincia y Andalucía", subrayó Cisneros recordando que fueron invitados al festival de Cannes para presentarlo.

En el Puerto de Santa María también se proyectarán filmes en dos espacios. Por otro lado, la gala inaugural del 11 de junio será conducida por Angustias García, mientras que la clausura estará capitaneada por Rossy de Palma y Ángelo Torres.

El concejal de Cultura de Tarifa en funciones, Javier Mohedano, señaló dos novedades de esta edición, la más importante recuperar el teatro Alameda, "después de muchos años de precariedad el festival tiene por fin el espacio cultural que se merece". Destacó que ha sabido contagiarse a las calles y bares. "Más allá de lo que significa el festival, inauguró en la comarca otra forma de hacer cultura", aseveró el edil tarifeño.

Mohedano describió el festival como un espacio generoso, plural y diplomático, crisol de ideologías y culturas, asimiló convencido que los comentarios xenófobos de los primeros años "han pasado y forman parte de las heridas de guerra, no temo por la pervivencia del festival".

La delegada de Cultura, Yolanda Peinado, afirmó que es un honor formar parte del festival como representante de la consejería de Cultura. Afirmó que "nadie se va a atrever a no apoyarlo", en relación a los años venideros y aplaudió la creación de empleo que genera a su alrededor. La vicepresidenta de Dos Orillas, Paola Moreno, reconoció la labor realizada por Cisneros viajando con el nombre de Tarifa por todo el mundo como referente cultural.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios