Caballero habla de su experiencia en el Otoño Taurino de Los Barrios

  • El matador, que estuvo acompañado por dos periodistas, recuerda con cariño sus inicios y su actual dedicación como comentarista televisivo en Canal Plus

Comentarios 1

La peculiaridad de la feria taurina de Albacete y sus propias vivencias como torero centraron la intervención del matador de toros Manuel Caballero en la jornada inaugural del IV Otoño Taurino que organiza en Los Barrios el Centro de Asuntos Taurinos de la localidad campogibraltareña.

El torero, ahora dedicado a tareas informativas sobre el mundo del toro junto a Manuel Molés, contó para su intervención con la compañía de dos críticos taurinos de renombre como Javier Bocanegra, periodista de la Cadena Ser y Ángel Calamardo, director de Radio Albacete, quienes intervinieron durante la hora y media que duró el acto para complementar las explicaciones ofrecidas por el matador de toros.

Durante el coloquio, en el que intervinieron activamente los más de setenta aficionados presentes, se especificó sobre algunas de las características que hacen tan peculiar la feria taurina de Albacete y la idiosincracia de la misma, no siempre bien conocida por las aficiones de otros lares.

Los oyentes que ayer acudieron a la cita barreña sí que tuvieron la oportunidad de acercarse un poco más a esa feria que, según los invitados, se caracteriza por preferir que en su coso se lidien toros de muy buena presentación y la seriedad en la concesión de los trofeos. Al mismo tiempo se subrayó que la feria no sólo se vive en el interior de la plaza sino que, a su vez, se traslada a otros centros donde se organizan numerosos actos paralelos.

Caballero abordó en su intervención, a la que los presentes prestaron una gran atención, aquellas vicisitudes por las que tuvo que pasar en sus inicios. En este sentido recordó con especial simpatía cuando se trasladaba regularmente a Medina Sidonia en la conocida Ruta del Toro, para participar en tentaderos. Por ello no pudo por menos que recordar con cariño cuando viajaba acompañado del también matador de toros Dámaso Fernández.

Manuel Caballero, desde su propia experiencia, confesó que no era del todo malo sacrificarse y sufrir para llegar a la meta deseada, "es buen siempre saber cada uno donde está y nunca hay que creérselo".

El torero recordó que cuando decidió retirarse lo hizo de verdad y se apartó durante unos años de todo lo relacionado con lo que había sido su mundo, aunque luego llegó la llamada del conocido crítico taurino Manuel Molés, con el que comparte las retransmisiones en Canal Plus. Ahora, desde la barrera, Caballero afirma que siempre defenderá a sus compañeros, "quiero trasladar a los espectadores lo difícil que es ponerse delante de un toro".

El salón cultural de La Montera contará hoy con la presencia de los matadores de toros, Javier Conde y Julio Aparicio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios