En Bilbao no hubo más que una vuelta al ruedo, en el haber de Perera

  • La corrida de Fuente Ymbro, desigual de presencia, resultó baja de raza y deslucida

Una solitaria vuelta al ruedo a cargo de Perera fue el escaso balance de una corrida de toros deslucidos y de escaso contenido artístico, ayer en Bilbao.

Se lidiaron toros de Fuente Ymbro, desiguales de presencia, bajos de raza y deslucidos. El quinto fue la excepción.

Manuel Jesús "El Cid": estocada (ovación); y estocada (silencio). Sebastián Castella: estocada (ovación); y tres pinchazos, estocada corta y descabello (ovación tras aviso). Miguel Ángel Perera: pinchazo (aviso y vuelta tras petición); estocada corta y perpendicular, y dos descabellos (palmas en la despedida). En cuadrillas, Curro Molina saludó tras banderillear al segundo. La plaza tuvo tres cuartos de entrada-

No está en buen momento la ganadería de Fuente Ymbro, como lo demuestra los sucesivos traspiés que está teniendo a lo largo de la temporada. Ayer se ha vuelto a confirmar en Bilbao.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios