La voz de El Barrio logra apaciguar la tormenta en una noche flamenca

  • José Luis Figuereo 'Selu' pulveriza todas las previsiones en cuanto a público y reúne a 10.000 personas en la carpa instalada en el recinto ferial barreño en una cita memorable en su gira de invierno

Comentarios 13

La comarca volvió a arropar a José Luis Figuereo y su grupo a pesar del temporal. No había excusas, se trataba de la presentación del octavo trabajo discográfico de Selu y los suyos, La voz de mi silencio.

En esta ocasión, el artista y su grupo pulverizaron todos los registros de citas anteriores en cuanto a público, ya que unas 10.000 personas se dieron cita anoche en Los Barrios.

Justo a las 22.00 horas se hizo el silencio y la oscuridad tanto en el escenario como entre el público, pero duró poco. A ambos lados de la escena aparecieron dos guitarristas subidos en unas torretas que comenzaron a tocar unos primeros acordes que enloquecieron al público. José Luis Figuereo entró al escenario cargado de energía y ataviado con su perenne sombrero. El primero de los temas en sonar Quién Soy, sirvió para caldear los ánimos. El público comenzó a disparar fotografías con sus teléfonos móviles mientras que el artista, inmóvil, guardaba un silencio que sólo quebraron su voz y las primeras notas de la canción.

Sus incondicionales obtuvieron la recompensa tras aguantar las colas a la entrada de la gran carpa, una de las de mayor tamaño instaladas en la provincia de Cádiz ya que tenía 4.000 metros cuadrados y capacidad para 12.000 personas, con estoicidad y emoción por escuchar, una vez más en la comarca, las letras comprometidas del cantautor. El frío y la lluvia poco importaron entre los fans, de todas las edades. De hecho, nada más sonar los primeros acordes el público entró en calor.

Tras la euforia inicial, Vientos de otras tierras fue el segundo tema elegido por el Selu y los suyos. Aquí, entre las luces celestes y la niebla el cantautor empezó a despojarse de su chaqueta negra, lo que sirvió para crear aún más sintonía con el público incluso, entre estrofa y estrofa, Selu subió a las torretas donde dedicó un amplio saludo mientras interpretaba el single que concluyó con una explosión de confeti sobre el público totalmente entregado, que recibió el saludo al grito de "ese Barrio, que vote El Barrio".

El comienzo fue el momento elegido para saludar a las 10.000 almas que se congregaban "aún con mi éxito sé que mi público me sigue queriendo como el primer día". Buena, bonita y barata - uno de los éxitos de su último trabajo- fue el siguiente tema en sonar y en ser coreado por los fans que también pudieron escuchar trozos del clásico de Triana Abre la puerta.

La actuación intercaló los temas del último cedé como Sólo soy una historia y Enero junto a éxitos ya consagrados como Mal de Amores o Granada.

El músico se retiró unos instantes mientras que su grupo interpretó diversos palos. Una sorpresa aguardaba entonces al respetable, Selu volvió al escenario ataviado con una capa negra con la cara cubierta con una máscara para cantar el éxito A mi muñeca

Fin de fiesta con Pa'Madrid. Antes de la retirada Orgullo sonó como bises que puso el broche a una noche cargada de poesías urbanas, amores , desamores y el buen hacer del artista.

Al filo de la medianoche, al cierre de esta edición, la voz de El Barrio continuaba sonando en la Villa.

4.000

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios