Bandera y El Amir, nudos en la garganta para honrar a Paco

  • 'Canción Andaluza' trae al Encuentro la primera y última música del mito de la guitarra

  • Arcángel llega a Algeciras en su mejor momento artístico

El IV Encuentro de Guitarra Paco de Lucía tiene una cita con la emoción. Con los nudos que se forman en la garganta. El guitarrista y sobrino del mito algecireño, José María Bandera, y el músico hispano-alemán Amir John Haddad El-Amir traen a la noche del Parque María Cristina -hoy 22:00- el espectáculo Canción Andaluza. Ese es precisamente el título del disco que no pudo ver estrenado el más célebre intérprete de guitarra de todos los tiempos porque la muerte lo sorprendió en México. Bandera y El-Amir se embarcaron en este proyecto musical que, a la postre, supone todo un homenaje al genio: "Paco de Lucía dijo siempre a boca llena que la copla estaba en el centro de su fuente de inspiración y que se sentía muy orgulloso de ello".

Solo hay que retrotraerse a los inicios vitales de Paco para explicarse por qué esto es así. "Cuando nace Paco, que era el más pequeño de los hermanos, mi madre, María, le llevaba 12 años. Y mi abuela se apoyaba mucho en ella para que le ayudara con la crianza. Mi madre contaba que lo que quería entonces era estar jugando en la calle y, entonces, se ponía a cantarle copla a Paco y a moverle rápido la cuna para que se durmiese de nuevo. A esto, mi abuela Luzía le decía: no me duermas más al niño que me lo vas a dejar tonto", recuerda con precisión José María Bandera. Así es fácil comprender que la copla, la canción, estuviesen en el aprendizaje sonoro de Paco de Lucía con carácter previo incluso al flamenco.

Bandera, nacido en Algeciras en 1960, tiene recuerdos de la casa familiar que compartía el matrimonio formado por sus abuelos Antonio Sánchez Pecino y Luzía Gomes -la portuguesa- en la calle Barcelona del barrio de La Bajadilla. "Entrabas y a la derecha había unos hornillos de carbón que me llamaban muchísimo la atención y cómo olvidar la llantina que cogí cuando me enteré que se iban a Madrid en 1962 y los únicos que se quedaban éramos nosotros porque mi madre ya estaba casada", rememora. A Paco de Lucía, que en aquellos momentos tenía apenas 15 años, no le gustaba estar en la capital de España: "Venía a Algeciras y vivía con nosotros, muchas veces, más de la mitad del año".

Todo este bagaje sentimental, muy vinculado a la fuerte relación entre Paco de Lucía y su hermana mayor, María, se encuentra lógicamente en Canción Andaluza. Amir El-Haddad, también guitarrista e intérprete de otros instrumentos, habla de los músicos que los acompañan en este espectáculo y de las exigencias que plantea este reto: "Josemi Garzón es un contrabajo al que conocemos desde hace muchísimos años y con el que he colaborado en flamenco y otros proyectos. E Israel Katumba es un músico y percusionista maravilloso, que acompaña las voces de las guitarras con un gusto y un ritmo muy precisos. Hay que tener en cuenta que necesitábamos intérpretes bastante flamencos pero también muy clásicos porque la copla no es nada sencilla. Analizas grabaciones originales de León y Quiroga y hay unas voces, ritmo y fraseos increíbles", aclara con entusiasmo.

Hasta ponerse manos a la obra con Canción Andaluza, Bandera y El-Amir habían estado cada uno a lo suyo, sin trabajar juntos, entre 10 y 12 años. Es por tanto un reencuentro basado en la madurez artística y que se aprovecha de ella.

En todo este tiempo, José María Bandera tuvo el privilegio de formar parte del mítico septeto que creó su tío Paco de Lucía y que revolucionó la música con triunfos arrasadores: "Hace pocos días tocamos en Estambul y sonamos igual. Aunque ahora es verdad que nos encontramos para cosas muy puntuales es algo muy emotivo porque parece que vamos a girar la cabeza y Paco va a estar ahí, sentado con nosotros".

Arcángel, por su parte, llega a Algeciras en el mejor momento de su carrera artística. Tras la publicación de Tablao, un disco editado por Universal Music en octubre de 2015, ha conseguido situarse en lo más alto del panorama flamenco formando parte de las grandes muestras internacionales y participando en los festivales más importantes de la actualidad. El onubense cuenta con el respaldo un público que ha sabido valorar su frescura en el decir y su versatilidad expresiva.

Tablaoes un trabajo grabado en directo en el madrileño Corral de la Morería, el Cordobés de Barcelona y El Arenal de Sevilla, tres míticos escenarios que han visto pasar a los mejores del flamenco como Camarón o el propio Paco. En esta ocasión no llevará al escenario la presentación de este trabajo en su totalidad sino que realizará un recital de corte clásico con el acompañamiento a la guitarra de Dani de Morón, uno de los guitarristas del disco, y con las palmas y jaleos de Los Mellis, también partícipes del proyecto.

Antes, a las 19:45 horas se inaugurarán dos exposiciones en el Centro Documental José Luis Cano, una de ellas del periodista y fotógrafo Paco Sánchez, bajo el título El color del baile flamenco, y otra a cargo del fotógrafo Tomoyuki Hotta, titulada Encuentro Paco de Lucía. Se podrán visitar hasta el sábado a 13:30 horas. A continuación el escritor y periodista Juan José Téllez disertará una conferencia bajo el título Antonio Sánchez, maestro y padre en la que estará Pepe de Lucía como invitado de excepción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios