Antonio Barrera corta dos orejas en la plaza de Nimes

  • El madrileño Miguel Abellán corta una oreja y el francés Marc Serrano se marcha de vacío · Desigual corrida de Margé

Antonio Barrera se erigió en triunfador de la octava de la Feria de Pentecostés en Nimes en una tarde que, con la excepción del quinto y sexto, vino marcada por la ausencia de raza de una corrida, seria por delante, de Robert Margé.

Lo más importante del festejo llegó precisamente en el segundo turno de Barrera con un quinto toro muy peligroso. Antes, Barrera se había comprometido por gaoneras en el toro de Abellán y ante este segundo de su lote, que ya en banderillas dejó claras sus malas ideas, sembrando el desconcierto, se la jugó en una faena sincera, valiente y emocionante. Un toma y daca entre toro y torero en el que se impuso al final Antonio, que mató de pinchazo, estocada entera y certero descabello.

El mejor animal ha sido el cuarto, más espabilado y embestidor sobre todo por el lado izquierdo por donde abundó Abellán en series ligadas y templadas. No pudo bajar la mano el de Usera, pero sacó partido en la media altura del animal que tenía delante para cortar una oreja. Con el primero, anduvo aseado frente a un toro que no humillaba, sin raza y con el que poco pudo hacer más que matarlo de una estocada entera.

Barrera recibió bullidor de rodillas y con larga cambiada en el tercio al segundo, al que cortó la oreja en una faena de entrega y disposición del sevillano, que tuvo que arrancar los muletazos a un animal muy soso y renuente a embestir. Terminó con manoletinas al hilo de tablas antes de dejar una media estocada.

El tercero blandeó y se demostró también soso y muy deslucido. Con él, voluntad del francés Marc Serrano, que no tuvo material. El sexto fue un toro rajado y a la defensiva que estrelló a Serrano. Con peligro el animal, entablerado desde el comienzo, volteó violentamente y sin consecuencias a uno de los banderilleros del francés que pasó un quinario a la hora de matar por lo aquerenciado del animal.

La fuerte e incesante lluvia que desde primera hora de la mañana cayó sobre la ciudad de Nimes obligó a suspender la lujosa alternativa matinal del albaceteño Miguel Tendero junto a Enrique Ponce, José María Manzanares y los toros de Juan Pedro Domecq. El albaceteño tomará la alternativa el próximo martes en la plaza de Las Ventas, sustituyendo a José Pedro Prados El Fundi.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios