"Amor y respeto" para John Lennon en el 30 aniversario de su muerte

  • Yoko Ono organiza un emotivo concierto en Tokio en homenaje al legendario músico

Treinta años después del asesinato de John Lennon en Nueva York, su viuda, Yoko Ono, pidió ayer al mundo que recuerde al músico con "amor y respeto" y volvió a enarbolar, en un gran concierto en Tokio, el mensaje de paz que ambos defendieron. El mismo estadio que en 1966 albergó las únicas actuaciones de los Beatles en Japón, el Nippon Budokan de Tokio, se llenó de seguidores de Lennon que, convocados por su viuda, asistieron a un homenaje en el que participaron 25 artistas y grupos.

"En este trágico aniversario, les pido que recuerden conmigo a John, con profundo amor y respeto. Vivió 40 años, una vida muy corta, pero dejó un gran legado al mundo", dijo su viuda. Señalada en su día por muchos como culpable de la separación de los Beatles, Ono fue recibida ayer con aplausos entusiastas cuando tomó el escenario, casi al final del concierto, con grandes gafas de sol, totalmente vestida de negro y con un sombrero del mismo color. Haciendo con los dedos el símbolo de la paz, puso en pie a las cerca de 12.000 personas que llenaban el estadio con el grito de "¡Vamos a lograrlo juntos!", antes de interpretar el tema Rising, que compuso en homenaje al legendario músico. Mientras a sus 77 años la artista se movía con energía por el escenario, dos pantallas gigantes colocadas a los lados proyectaban un montaje con la imagen de las gafas de Lennon ensangrentadas y la silueta de los rascacielos neoyorquinos al fondo, en la única referencia a su trágico final.

La lucha por la paz fue desde el principio una constante en el matrimonio Lennon-Ono, que incluso convirtieron su luna de miel en 1969 en una singular protesta, al pasarla encerrados en una habitación de hotel donde cada día posaban en la cama ante la prensa y entre letreros antibelicistas.

Para cerrar el evento, todos los cantantes, entre ellos algunos muy conocidos en Japón, como Tamio Okuda o Kenichi Asai, subieron al escenario para interpretar juntos, con Yoko Ono al frente, el emblemático Imagine. Luego, la viuda insistió en su mensaje: "Cada vez que cada uno de nosotros hace algo, por pequeño que sea, una pequeña vibración se pone en marcha y llega al mundo. Juntos podemos cambiar el mundo", proclamó.

Aunque el de este año fue más marcado por coincidir con el 30 aniversario de su asesinato, los conciertos dedicados a Lennon en Japón son una cita obligada para sus seguidores desde 2001, año en que su viuda decidió homenajearle de este modo cada 8 de diciembre. La recaudación del último servirá para la construcción de una docena de escuelas en seis países, entre ellos Guatemala y Haití, según los organizadores, que explicaron que desde que se celebran los conciertos han financiado 107 colegios en 28 países.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios