'Aljaranda' sobrevive pese a llevar un año con el cargo de dirección vacante

  • La revista renace como monográfico sobre el paso del Estrecho del ejército árabe. Sáez recuerda que lleva 19 años publicándose hasta la parálisis de los últimos meses

La revista de estudios tarifeños Aljaranda, como el Ave Fénix, parece haber renacido de entre sus cenizas. Después de llevar meses en parálisis ha vuelto a escena en forma de monográfico incluyéndose en los actos de conmemoración de los 1.300 años del desembarco de los musulmanes en la costa gaditana en el 711. "Es un hecho para conmemorar", detalló el coordinador de la 81 edición, Carlos Ruiz Bravo.

Aunque se ha presentado ya esta nueva edición de Aljaranda no se les escapa a los expertos e historiadores que ha vuelto a editarse con gran retraso y, a su vez, como una publicación extraordinaria, considerando que la revista siempre ha salido a la luz con carácter trimestral.

El presidente del Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG), Ángel Sáez, recordó ayer a este diario que la revista de estudios tarifeños nació en 1992, hace 19 años, con motivo de la conmemoración de la conquista de Tarifa por los Cristianos y nunca se había visto interrumpida hasta hace alrededor de ocho meses. "Empezó siendo muy local y al final hemos colaborado muchas personas de la ciudad, del Campo de Gibraltar y de otros lugares".

La revista está formada por un consejo de redacción y una persona al frente del cargo de dirección, que normalmente suele estar vinculada con el mundo de la cultura, comprometida con este área. Nombres reconocidos como Jesús Terán, Wenceslao Segura o Rafael Sánchez, han ostentado este cargo de director. Sin embargo, antes de las pasadas elecciones municipales se quedó el puesto vacante tras dejarlo su entonces director y, desde entonces, se ha mantenido así, vacío.

Aunque se han barajado opciones la realidad es que Aljaranda ha vivido una parálisis que ha logrado solventar, entre otras cosas, gracias a Carlos Ruiz Bravo como impulsor de esta nueva edición motivado entre otras cosas por el interés de conmemorar el 1.300 del desembarco. Y también por Sáez desde el IECG reivindicando su publicación, ya que los textos se prepararon para el monográfico en el marco de unos plazos pero no llegó a ver la luz.

Este edición 81 se ha editado dejando constado el año 2011 para no desprenderse de esa conmemoración a la que hace alusión la revista. Sáez reconoció que en la presentación el alcalde de Tarifa, Juan Andrés Gil, mostró su compromiso y se hizo visible acompañando el acto.

Por su parte, Ruiz Bravo explicó que se decidió hacer el trabajo en base a cómo cruzó el ejército musulmán el Estrecho, ya que a partir de que pusieron pie en tierra peninsular sí hay numerosos estudios. Recordó que fueron 12.000 hombres los que lo cruzaron para conquistar estas tierras, con muchos viajes de ida y vuelta, a remo, con caballos, hierros. De modo que planteó a los ochos historiadores participantes que hicieran su propio estudio y análisis de cómo se realizó. En esta edición participan las catedráticas de Madrid María José Vigera y Esther Sánchez; el catedrático de Castilla La Mancha Enrique Gozálbez; el cronista oficial de Ceuta José Luis Gómez; el malagueño Joaquín Cestino; y desde la comarca Ángel Sáez, José Beneroso y Manuel López.

El coordinador subrayó que existen alrededor de 700 ejemplares. "Cada historiador ha hecho una recreación histórica de cómo pudieron cruzar el Estrecho". En este caso, como no existen datos cada uno ha elaborado su propio documento en base a una bibliografía de rigor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios