AlCultura, razón de ser

  • El nuevo espacio de la Dársena de El Saladillo cumple un año. La puesta en valor de los jóvenes artistas del Campo de Gibraltar se convierte en un objetivo

Comentarios 1

"Este es un momento muy importante, que será un hito en la ciudad", Magda Bellotti con estas palabras el pasado 7 de octubre de 2011 transmitía su desbordante emoción al abrir al público un nuevo espacio multidisciplinar para Algeciras, de la mano del colectivo que preside, AlCultura. Los contenedores rojos, ubicados en la Dársena de El Saladillo, se convirtieron en los Espacios AlCultura, gracias a un convenio de colaboración con la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA), que les cedió así 500 metros cuadrados.

Un año después se reafirma cono un canal de transmisión cultural. Bajo el rótulo El puerto y la ciudad unidos por la cultura se inició una actividad complementaria a la que ya ofrecía la asociación, dotada de espacio, y que ha sabido combinar las diferentes ramas artísticas y poner en valor la producción de los campogibraltareños, así como servir de alternativa de máxima calidad a la programación cultural pública.

Bellotti definió los Espacios AlCultura como un punto de encuentro y reflexión, un lugar donde movilizar a la sociedad civil, un espacio versátil en el que tienen cabida todas las manifestaciones artísticas.

AlCultura contiene un organigrama básico compuesto por seis grupos de trabajo: arquitectura, patrimonio y ciudad; artes escénicas; artes visuales; juventud; literatura; música; y sostenibilidad, medio ambiente e igualdad. Ademas, deja constancia de su generosidad con la cultura haciendo partícipe a sus seguidores de las diferentes redes sociales -en sus perfiles de plataformas como Facebook o Twitter- de la agenda de actividades del Campo de Gibraltar, ya sean de carácter público o privado. Ya que lo importante siempre es sumar.

Más de una veintena de actividades, además de implicar a través de concursos, han reflejado la inquietud por ofrecer un programa serio y continuado. Las exposiciones de Luis Gordillo y Jaime Pérez, junto a la representación de Tarugo Teatro y la música de Regina Laza, al violín, y la Coral Portus Albus fueron las primeras propuestas culturales en este nuevo rincón artístico. La imaginación de convertir un contenedor del puerto en una sala de proyección ha permitido que se pongan en marcha ciclos de cine, que tienen lugar los miércoles por la tarde forma gratuita.

AlCultura se siente como una asociación abierta, formada por alrededor de 200 socios, de todas las edades. Además caracterizada por tener una cuota mensual en la cual se ofrecen descuentos dependiendo de la situación laboral, para estudiantes o grupos familiares. Ha sabido poner en valor los Espacios AlCultura que fueron cedidos por la APBA haciendo de los contenedores rojos un símbolo cultural convertido en espacio chill-out, dotada de zona wifi, con publicaciones culturales, música e ideada para los más jóvenes del colectivo. "AlCultura es un regalo para todos en el Campo de Gibraltar, si existe es porque es la fruta madura que ha caído del árbol. Tenía que suceder. A pesar de las dificultades, estamos sacando adelante grandes proyectos y solo acabamos de empezar", detalló Bellotti a este diario en su primer aniversario.

En la pasada navidad los Espacios Alcultura dieron cabida a una agenda multidisplinar. Comenzó con la inauguración de la exposición de cuadros de Wolfang Wirth y la proyección del documental El Estrecho. Puerta de dos mundos. Se sumó la proyección de La Traviata y La Bohéme, fruto de la colaboración del colectivo con la videoteca del Teatro Real. Destacó además la presentación del libro del periodista Luis Romero El Consulado español en Gibraltar.

El día de la mujer tampoco pasó desapercibido en AlCultura y organizó un apretada agenda protagonizada por Mujer Klórica, un concierto didáctico a cargo de Alicia Carrasco, José Manuel León y Miguel El nene. Miguel López Castro ofreció una conferencia llamada El flamenco desde la perspectiva del género, y se proyectó el corto Nana, producido por Miguel Becerra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios