AndrÉS CALAMARO. cANTANTE

"Ahora se están prohibiendo cosas en nombre de un moralismo siniestro"

  • Voz rasgada y piano de ritmos latinos es lo que esconde 'Romaphonic sessions', el último trabajo del artista argentino y Germán Wiedemer, actualmente de gira por España

Preparándose para presentar a Bob Dylan en San Sebastián, Andrés Calamaro y Germán Wiedemer interpretaron una mezcla de clásicos latinos y versiones propias contando tan sólo con voz y piano. Sin posterior producción, decidieron que aquella grabación, Romaphonic sessions, viera la luz y ahora está inmerso en la gira de este nuevo trabajo.

-Este es un disco sin edulcorantes. ¿Responde esta austeridad instrumental a su manera actual de entender la creación musical?

-No de forma excluyente; me gustan los discos más elaborados, las instrumentaciones polifónicas y el laboratorio musical. El último álbum es un disco de archivo, por eso está presentado bajo la nomenclatura de Grabaciones Encontradas. Podría haber elegido grabaciones en directo, cosas experimentales, vanguardias o retaguardias; pero elegimos unas grabaciones que responden al paso previo a unos ensayos que celebramos hace un año, no corregí ni una palabra, ni una linea musical, y además se nota. Pero no responde a un concepto cerrado en cuanto a la creación o la expresión musical humana.

-Sin embargo, en los conciertos de la gira sí se introducen más instrumentos.

-Ciertamente. En la gira nos presentamos con piano, contrabajo y percusiones; le imprimimos al disco el compás y mucho más repertorio. El álbum es una excusa; no es esta una gira de piano y cantante; es un formato ideal para los buenos auditorios que se nos ofrecen, por la naturaleza del sonido que se amplifica agradecido. Yo adivino que el público queda encantado y sorprendido; además nos despiden con cerradas ovaciones y aplaudiendo de pie.

-Y hablando de esos "buenos auditorios", todos los espacios que ha elegido para los conciertos son muy emblemáticos, como el CAAC en Sevilla...

-Con esta forma y formato podemos realmente aprovechar las virtudes acústicas y las comodidades de estos recintos privilegiados. Cunde el sonido para nosotros en el escenario y en la sala para el público. Nuestros ingenieros de sonido están encantados y los músicos también, disfrutamos del escenario y el respetable se muestra complacido y entusiasmado con la calidad de los teatros y la buena acústica que permite un concierto bien sonante.

-Por cierto, el nombre de su gira, Licencia para cantar... ¿Ya hay que pedir permiso hasta para cantar?

-¡Caramba! Parece que lo que mola es una inquisición políticamente correcta, prohibir cosas en nombre de un moralismo que está resultando siniestro. De momento intentan prohibirnos ejemplos de virtud, estética, valores y señorío, como son la tauromaquia y el boxeo (que desapareció de los medios de comunicación), lo peor es que la intolerancia está bien vista y se comporta de formas agresivas, no se privan de insultar y demostrar poca educación y nada de ilustración. Un puritanismo impulsado por la sociedad sordomuda que propone internet como cerebro colectivo. Algún día van a prohibir la paella y los langostinos, supongo que la cerveza está blindada porque es vegetariana.

-Dentro de su discografía, Romaphonic sessions es el tercer volumen de la colección Grabaciones Encontradas. ¿Cuál es la relación que tiene con las otras dos piezas anteriores? ¿Y por qué este lapso de 20 años?

-No se porqué esperé tanto tiempo, probablemente fue la aparición de internet y los cambios en la existencia y comercialización de los discos (estaría aturdido), pero no es suficiente motivo para discontinuar con la divulgación de mi archivo, que es muy amplio. Lo cierto es que en los últimos 15 años vivimos un cambio de hábitos en lo que responde a la comunicación y al ejercicio de la grabación creativa de discos como profesión. Fuimos literalmente usurpados por nuevas multinacionales que vinieron a arrebatar nuestra huerta. No niego la intervención de los impulsos vitales. Lo que tiene en común el volumen tercero (de piano) con los dos anteriores es que responde a la categoría: grabaciones de archivo, es lo que es y no promete más nada. En este caso una sencilla grabación muy alejada de lo que se supone que es la producción de un disco. Puede gustar mas o menos. Como todo en esta vida.

-Quizás sea por lo rasgado de su voz o por los ritmos latinos del piano, pero en una primera escucha puede llegar a recordar al Lágrimas negras de Bebo y Cigala. Y al comprobar que comparten a Fernando Trueba como productor surge la duda de si es o no una casualidad.

-No puedo comparar esta modesta grabación con la categoría que tiene el -ya histórico- Lágrimas negras. Germán es muy buen pianista pero Bebo Valdés es una leyenda. Diego, que es mi hermano querido, es un cantante universal, una voz extraordinaria. El Diego hubiera hecho maravillas con este repertorio y yo solamente "tiro el cante".

-¿Cuál ha sido el papel que ha jugado Trueba en esta producción?

-Con Don Fernando nos encontramos a comer e imaginar posibles grabaciones, aquel mismo día le mostré una copia de estas grabaciones con piano, y fue elogioso. Seguramente fue un impulso para considerar posible hacer un disco con esto. Pero lo que estábamos proyectando con Fernando era un disco más ambicioso y universalista. Espero tener la oportunidad de continuar con este proyecto que -de momento- nos espera.

-En Romaphonic sessions aparecen tanto versiones de otros artistas como canciones propias. ¿Cómo ha sido el hecho de volver sobre todos estos clásicos?

-El proceso consiste en contemplar estas canciones, interpretadas con piano y otros instrumentos en colaboración. Esta grabación terminó cuajando unos ensayos con guitarra acústica y armónica solista, era la previa para sumar dos instrumentos más. En cualquier caso tomamos una referencia musical posible que responda al gran lenguaje que tiene Germán en el piano.

-Con un ritmo de un trabajo por año, ¿podemos esperar ya un nuevo disco para 2017?

-Si fuera posible me gustaría ofrecer otro volumen de Grabaciones Encontradas este mismo año, con producciones recientes, canciones inéditas y colaboraciones. Pero también quiero ofrecer un registro de la gira porque nos gusta mucho cómo suena el trío con cantante. Si pudiera grabaría el disco de nuevo. Asimismo, tengo planes para grabar canciones nuevas, rock, letras e intenciones musicales afines al genero eléctrico y estamos grabando cada concierto de la gira de licenciado cantante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios