Actriz en África, desafío a la infamia

  • La sudanesa Tamador Sheik-Eldin Gibreel y la marfileña Tella Kpomahou relatan en Tarifa cómo todavía las mujeres africanas deben abandonar sus países para poder dedicarse a la interpretación

A Tamador en su país la llaman comunista, palabra allí cargada aún como lo estuvo en el Hollywood clásico de la caza de brujas. Muchos de sus familiares se avergüenzan de ella. A Tella la consideran, como poco, ligera de cascos. Una pareja le exigió abandonar su trabajo para avanzar en la relación. Tamador y Tella aguantan prejuicios e improperios porque son actrices y africanas. Ayer las convocó el FCAT para que contaran en Tarifa sus experiencias.

Tamador Sheik-Eldin Gibreel es sudanesa y Tella Kpomahou, marfileña. Tuvieron que dejar atrás su tierra para hacer carrera y poder así cumplir sus sueños. Donde nacieron ni siquiera con suerte los pueden conseguir. Tamador viajó de incógnito a Estados Unidos y Tella se instaló en Francia. Cuando Javier Bardem recogió este año en Los Ángeles el premio del Sindicato de Actores aludió a los tiempos en los que en España los intérpretes eran considerados "homosexuelaes" o "prostitutas". En muchas naciones de África eso no es historia, sino el presente.

A Tella incluso en París, en los círculos de su comunidad, todavía le preguntan tras informar que es actriz que de acuerdo, pero que a qué se dedica para ganarse la vida. "Mi madre me dijo que dejara de viajar, que me casara y que tuviera un hijo", explicó.

"Una actriz, para los africanos, es una mujer frívola, que no inspira confianza. A nivel de pareja representa un problema", indicó la marfileña.

En Tamador se adivinan más cicatrices. "Ser una mujer sudanesa es una aventura. Puedes morir en el intento o sobrevivir", reveló quien en un estreno en su país se encontró con dos carros de combate. La actriz carga sin ambages con el status quo de su nación.

Hasta el ministro de Cultura sudanés puso a Tamador a los pies de los caballos. Ella suelta con serenidad palabras terribles: "Soy una desilusión para mucha gente de mi familia".

Con Tamador y Tella participaron en una mesa redonda las actrices andaluces María Alfonsa Rosso y Maite Sandoval. "Tras oírlas, como sospechaba, nuestras dificultades se quedan en triviales", convino Sandoval.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios