23 muertos en un doble atentado en Pakistán

  • Los ataques suicidas en una de las ciudades más violentas del país causan además 75 heridos

Un doble ataque suicida contra las fuerzas de seguridad golpeó ayer a la ciudad paquistaní de Quetta, cerca de la frontera con Afganistán, y acabó con la vida de al menos 23 personas.

Fuentes policiales de Quetta informaron de que otras 75 personas resultaron heridas a causa del doble atentado en la ciudad, una de las más violentas del país.

Entre los fallecidos hay tres guardias fronterizos, uno de ellos coronel de ese cuerpo de seguridad separado del Ejército y que se despliega habitualmente cerca de la frontera con Afganistán.

El primer atentado se registró a las 4:00 hora GMT, cuando un suicida que conducía un vehículo detonó la carga explosiva, almacenada en su interior, cerca de la principal comisaría de la ciudad.

Diez minutos más tarde, un insurgente hizo estallar la carga explosiva que llevaba adherida a su cuerpo tras irrumpir en la residencia del subinspector general de la guardia de fronteras en Quetta, Faruq Shahzad. El funcionario sufrió heridas y su mujer perdió la vida.

El doble atentado se produce dos días después de que el Ejército arrestara en Quetta a tres miembros de Al Qaeda, aunque las fuentes policiales no pudieron establecer un vínculo directo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios