Las fuerzas de seguridad sirias matan a 14 civiles para dispersar las manifestaciones

  • La UE decreta un embargo sobre las exportaciones de petróleo procedentes del país árabe

Las fuerzas de seguridad sirias mataron al menos a 14 civiles en distintos lugares del país con motivo del viernes declarado jornada de "antes la muerte que la humillación", al tiempo que la UE decretó un embargo sobre las exportaciones petroleras procedentes de Siria.

El embargo de las importaciones de petróleo sirio debe tener un impacto evidente en el régimen de este país: la UE compra 95% del petróleo exportado por Siria, lo que representa entre un cuarto y una tercera parte de los ingresos de Siria.

Pese a las sanciones, las autoridades sirias continuaron con su política de represión. Al menos 14 civiles murieron por los disparos de las fuerzas de seguridad para tratar de dispersar las masivas manifestaciones contra el régimen que se celebraron ayer en todo el país, afirmó el Observatorio sirio de los derechos humanos (OSDH).

"Ocho personas, entre ellas una adolescente de 16 años, murieron hoy (viernes) cuando las fuerzas de seguridad dispararon para dispersar manifestaciones en Erbin, Kfarbatna, Duma y Hamuriye", suburbios de Damasco, mientras que otras tres personas murieron en Homs (centro) y en Talbisse (provincia de Homs) y tres en Deir Ezzor (este), según el OSDH.

Por otra parte hubo "disparos graneados contra todo lo que se movía o toda persona que salía de su casa en el barrio de Bab el Sbaa, en Homs", denunció el OSDH.

Los militantes subrayaron que las manifestaciones eran "pacíficas" contra un régimen que, desde el inicio de la revuelta el 15 de marzo, rechaza admitir la importancia de la contestación y atribuye la violencia a "grupos terroristas armados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios