El plan de pesca del voraz expira sin que haya alternativas para el sector

  • El presidente de los armadores andaluces, Pedro Maza, está a favor de que esta pesquería siga regulándose pero ve difícil que los pescadores afronten paros biológicos sin ayudas económicas

El plan de pesca del voraz, que afecta a un centenar de pesqueros, expirará el próximo 15 de febrero, fecha en la que tradicionalmente comenzaba el período obligatorio de paro biológico. El sector, que está a favor del mantenimiento de una regulación de la actividad pesquera, reclama un encuentro con la Administración para plantear el problema al que los pescadores se van a enfrentar a partir de ahora si no disponen de ningún tipo de ayuda para sacar adelante esta pesquería, algo en lo que el presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (FAAPE), Pedro Maza, está convencido.

El armador algecireño pone el dedo sobre la llaga: "Si no hay ayudas, tengo mis dudas de que el sector pueda soportar por sí solo la situación". De hecho, a comienzos de 2007 los pescadores consiguieron que la Administración prorrogara un año más la primera prórroga ya concedida para 2006 al plan de pesca que ha venido regulando la actividad pesquera del voraz desde que comenzó a surgir la primera crisis del sector en una especialidad que es esencial para la flota campogibraltareña, muy especialmente para el puerto de Tarifa.

Pedro Maza recordó ayer que la Administración ya había manifestado que 2007 sería el último año en que se financiaría la parada biológica que estos barcos realizan anualmente, una parada que se prolonga durante dos meses y medio con el objetivo de regenerar el caladero por lo que él está convencido de que no hay intención de que los paros biológicos vayan a seguir siendo subvencionados.

El armador destaca que el sector pesquero tanto de Tarifa como de Algeciras ha hecho un gran esfuerzo durante estos pasados años para poder mantener el caladero del voraz en condiciones y ahora necesitaría un cambio de mentalidad en caso contrario. El plan de pesca ha sido positivo, en opinión del armador: "Se ha llevado bien en el marco del plan de recuperación y plan de pesca y se han hecho esfuerzos de reducción de flota".

Los planes de pesca contemplaban la reducción del esfuerzo pesquero mediante el descenso de número de barcos, algo que se ha venido cumpliendo progresivamente y por lo que los armadores siguen apostando. Actualmente hay 103 pesqueros censados dedicados al voraz, cifra que al final del plan debe reducirse a 85 unidades.

Pedro Maza insiste en que el sector ha sido sondeado y está a favor del desguace pero también todo está pendiente de que se abra la "ventanilla" para poder acceder a los nuevos fondos europeos de pesca, en vigor desde primeros de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios