Los ecologistas del Peñón discrepan sobre la gestión del 'New Flame'

  • El Gobierno de Gibraltar critica al grupo que le acusa de tardanza en el rescate y que apoya la acción llevada a cabo por Greenpeace · La otra asociación dice que se esta haciendo "lo mejor posible"

En Gibraltar se aprecian distintas opiniones con respecto a la política de gestión llevada a cabo por el New Flame. Dos grupos ecologistas mostraron ayer puntos de vista enfrentados sobre este tema y el Gobierno del Peñón reprochó la actitud del sector crítico asegurando que está basada en "falsas declaraciones" españolas.

El grupo ecologista Environmental Safety Group (ESG) mostró su apoyo a la acción de Greenpeace ya que "ha servido para llamar la atención a escala internacional" de la situación que se vive en las costas de Gibraltar desde el accidente hace seis meses. Aunque, por otro lado, consideran que se debería haber contactado con las organizaciones no gubernamentales gibraltareñas antes de abordar el barco. Además denuncian que el rescate del chatarrero que ha gestionado el Gobierno del Peñón, "se ha prolongado demasiado", provocando efectos perjudiciales en el medio ambiente, "lo que ha suscitado críticas a las autoridades gibraltareñas". Para ESG, Greenpeace simplemente ha reivindicado lo que su organización viene pidiendo desde hace tiempo, "una mayor cooperación" entre las autoridades portuarias de España y Gibraltar y que las cuestiones medioambientales se mantengan "por encima de cualquier diferencia política".

El Gobierno de Gibraltar rechazó estas declaraciones de apoyo por parte de ESG al abordaje de Greenpeace y las críticas a las labores del rescate del New Flame. Para Gibraltar, la acción de Greenpeace supone una violación de las leyes internacionales y de Gibraltar, al entrar en una "zona de exclusión" y no entiende que ESG apoye algo ilegal. También criticó las afirmaciones sobre la tardanza de retirar el buque, al las que acusaron de basarse en "falsas declaraciones de comentaristas españoles políticamente motivados".

Estas opiniones contrastan con la del otro grupo ecologista gibraltareño. La asociación Gibraltar Ornithological & Natural History Society (GONHS) se mostró totalmente en desacuerdo con la acción emprendida por Greenpeace la pasada semana, al considerarla una "acción unilateral en aguas de Gibraltar". Para GONHS, Greenpeace España debería haber realizado una consulta previa con los ecologistas de la Roca. Además acusó a esta organización de actuar bajo "motivación política" en el asunto del chatarrero, algo que consideran "inadecuado y perjudicial para la causa ambiental". Este colectivo aseguró que el Gobierno de Gibraltar ha manejado del mejor modo posible el rescate, dadas las circunstancias.

En el otro lado de la Bahía, Verdemar retó ayer a todos los partidos políticos que concurren en las elecciones a participar en la concentración del próximo día 6 de marzo en La Línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios