La prevención en drogas llega a cientos de niños de Los Junquillos y La Atunara

  • El Ayuntamiento pone en marcha un año más el programa Ciudades ante las Drogas · En 2007, más de cuatrocientos menores de la primera de las barriadas tomaron parte en las actividades realizadas

Comentarios 2

La concejalía de Servicios Sociales que dirige Inmaculada Olivero ha puesto en marcha un año más el programa Ciudades ante las Drogas en las barriadas de Los Junquillos y La Atunara, una iniciativa que lleva varios años implantada en La Línea y realiza un trabajo de prevención en drogodependencias y adicciones con menores.

En 2008, Ciudades ante las Drogas llegará a cientos de chicos y chicas de ambas zonas. El año pasado, las actividades llevadas a cabo en el barrio de Los Junquillos contaron con la participación de 248 menores con edades comprendidas entre los cuatro y los quince años en medio abierto; 76 niños y niñas en el aula de lectura; y más de ochenta en las escuelas de verano. Unos resultados que la edil del área califica de muy satisfactorios.

A este respecto, Inmaculada Olivero explicó que, con este proyecto, el Ayuntamiento de La Línea "pretende influir y apoyar a los menores en situación de riesgo durante su proceso de maduración, crecimiento y autonomía, construyendo un ambiente solidario y superando las limitaciones impuestas por el entorno. Al mismo tiempo, se les proporcionan las herramientas personales necesarias para contribuir al desarrollo saludable de su personalidad", puntualizó la responsable municipal en un comunicado de prensa.

El equipo de Ciudades ante las Drogas está formado por cuatro animadoras socioculturales que, a través de distintos juegos cooperativos y de comunicación y actividades de resolución de conflictos y distensión, trabajan las habilidades sociales fortaleciendo los valores y el desarrollo de actitudes y hábitos contrarios al uso de estupefacientes, enfocándolos sobre todo al empleo saludable del tiempo libre.

Este equipo, además de su intervención en la calle, tiene previsto poner en marcha varios talleres informativos que abordarán con los menores temas como el tabaco, los juegos de azar, el sida, el abuso del alcohol y otras drogas, y que contarán con la colaboraciones de profesionales especializados en la materia.

"Estas intervenciones no van únicamente encaminadas a la modificación y adquisición de conductas en los menores, sino que van más allá al implicar a las familias de los participantes tanto en las actividades realizadas por el programa como en otras ofertadas por los servicios sociales municipales", agregó la concejal del PP.

Apuntó también Olivero que, en las actividades planteadas, se tiene siempre muy presente la lucha contra el absentismo escolar en ambas barriadas. "A través de este programa, las animadoras socioculturales potencian de forma lúdica inquietudes hacia la asistencia regular al centro educativo y promueven la participación en actividades extra escolares, haciendo especial hincapié en el deporte", dijo.

El equipo de educadores de calle comenzó su trabajo preventivo con los menores el pasado lunes. Los lunes, miércoles y viernes, siempre en horario de tarde, las animadoras trabajan en Los Junquillos -Mirasierra y zonas 1, 2 ,3 y 4-, y los martes y jueves en La Atunara -Gravina, Lepanto, San Bernardo y 104 viviendas-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios