Una película califica La Línea como "la ciudad más fea de España"

  • 'Guillaume y los chicos a la mesa' afirma también que el protagonista se instala junto "a la única familia que no consume drogas"

Comentarios 15

La película francesa 'Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!', ('Les garçons et Guillaume, à table !'), un éxito de taquilla y la gran triunfadora de los Premios César (la versión gala de los Goya españoles) se ensaña con La Línea, en la que fueron rodadas parte de sus imágenes. El protagonista -que también es realizador, productor y guionista- califica la ciudad como "la más fea de España" y cuando es recibido para instalarse, su cicerona le asegura que sólo existe una familia en la misma que no consuma drogas.

Las descalificaciones a la ciudad ya merecieron ayer respuesta en las redes sociales y en muchos de los casos se exigía la repulsa de forma oficial por parte de las diferentes administraciones.

En los primeros minutos de la película y al tiempo que se muestran imágenes de zonas de las barriadas de San Bernardo, La Atunara y Junquillos que el protagonista se supone que ve desde un taxi, el actor afirma que le corresponde desplazarse para aprender español y sevillanas "a la ciudad más fea de España, La Línea de la Concepción. Es un conjunto de torres frente a Gibraltar, como Le Havre, pero más feo. Todo es posible",

Momentos después cruza el paseo marítimo de Levante y accede a una vivienda, donde oye de boca de la persona que la va a instalar: "Tienes mucha suerte, te vas con la única familia de la ciudad que no consume drogas".

'Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!' es la adaptación cinematográfica de una obra teatral del mismo director y protagonista, el francés Guillaume Gallienne que ha roto todos los pronósticos en Francia, donde logró cinco premios César (entre ellos el de mejor película de 2013), la más elogiada de la quince de los productores de Cannes y se ha mantenido en cartelera en París durante más de seis meses.

Guillaume Gallienne asegura que rodó la película para reirse de sí mismo, al tiempo que plantea el debate sobre la identidad sexual de los jóvenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios